Adaptación del Código Técnico de la Edificación a la Directiva de Eficiencia Energética Edificios

Adaptación del Código Técnico de la Edificación a la Directiva de Eficiencia Energética Edificios Adaptación del Código Técnico de la Edificación a la Directiva de Eficiencia Energética Edificios

El Ministerio de Fomento publicó el viernes 29 de junio el Proyecto de Real Decreto por el que se modifica el Real Decreto 314/2006, es decir, se modifica el Código Técnico de la Edificación (CTE).

Con esta modificación el nuevo CTE se adaptaría a lo establecido en la Directiva 2010/31/UE de Eficiencia Energética de los edificios que obligaba a revisar y actualizar los requisitos mínimos de eficiencia energética periódicamente, en intervalos como mucho de cinco años, para adaptarlos a los avances técnicos del sector de la construcción. Concretamente, servirá para adaptarse a la obligación de que, para 2020, todos los edificios nuevos tendrán que ser Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo.

El cumplimiento de los compromisos internacionales en materia de energía y clima, no será posible si no se establecen limitaciones más exigentes en lo relativo al consumo de energía de los edificios.

Para cumplir con las exigencias de eficiencia energética y la actualización de la definición de edificio de consumo de energía casi nulo se utiliza una metodología de cálculo a nivel europeo, pero además, la Comisión Europea hace una recomendación (2016/1318) sobre las directrices y mejores prácticas para cumplir con este requisito.

En esta recomendación se utilizan los valores de referencia establecidos en la siguiente tabla:

Recomendación UE 2016-1318

El Documento Básico DB HE de Ahorro de energía del CTE, que se actualiza mediante esta propuesta de Real Decreto,  incluye todo tipo de edificios; del mismo modo que es de aplicación tanto a edificios de nueva construcción como para renovaciones realizadas en edificios existentes.

La modificación propuesta pretende fundamentalmente reducir el consumo de energía fósil al mismo tiempo que se reducen las emisiones de CO2 de los nuevos edificios. La reducción de consumos viene asociada a la reducción de la demanda energética, que ya se estaba teniendo en cuenta con las anteriores actualizaciones del DB HE. Sin embargo, el papel más importante de las modificaciones que se han propuesto recae en los sistemas energéticos utilizados para satisfacerlos. Concretamente, la propuesta de modificación supone reducciones nominales de consumo de energía primaria no renovable entre el 38% y el 60%, dependiendo de si se trata de viviendas plurifamiliares o unifamiliares, respectivamente. Esta reducción de consumo equivale a un salto de letra en cuanto a la certificación energética de edificios.

Otro de los cambios introducidos son:

  • Introducción de medidas de protección para las personas frente a la exposición del gas radón en el interior de los edificios, según exigencias de la Directiva 2013/59/EURATOM.
  • Modificaciones en el Documento Básico de Seguridad en caso de incendio para limitar el riesgo de propagación del fuego por el exterior de los edificios que podrían derivarse del incremento de las exigencias reglamentarias en materia de eficiencia energética y su influencia en los cerramientos exteriores de los edificios.

En este momento, el proyecto de Real Decreto se encuentra en proceso de audiencia e información pública por el que se pueden remitir alegaciones por correo electrónico a arquitectura.modcte@fomento.es hasta el 31 de julio de 2018.

Puedes descargarte el Anejo I: Documento Básico HE de Ahorro de Energía aquí.