Actualidad | Friday 9 October, 2020

Emisiones de alcance 3 en la huella de carbono: ¿es obligatorio incluirlas en el cálculo?

El cálculo de la huella de carbono de las compañías es una asignatura que se complica cuando se piensa en incluir las emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 3, es decir, las emisiones indirectas que se derivan de sus operaciones o actividades de la empresa, pero no pertenecen ni son controladas por ella.

Existen diferentes referenciales y guías para el cálculo de la huella de carbono de las organizaciones aceptadas a nivel internacional. Las más reconocidas e utilizadas son la Guía GHG Protocol y la Norma ISO 14064 Parte 1: Especificación con orientación, a nivel de las organizaciones, para la cuantificación y el informe de las emisiones y remociones de gases de efecto invernadero.

Hasta que se publicó la nueva versión de la norma ISO 14064, (en España en el mes de octubre de 2019), las organizaciones podían voluntariamente incluir las emisiones de alcance 3 en su reporte de huella de carbono o dejarlas fuera, o lo que es cada vez más habitual entre las grandes compañías: incluir solamente algunas de las emisiones indirectas de alcance 3.

Incluso la iniciativa del Registro del Ministerio, regulada por el Real Decreto 163/2014, de 14 de marzo, que recoge los esfuerzos de las organizaciones españolas en el cálculo y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad, considera voluntaria la inclusión de las emisiones de alcance 3 en el cálculo.

Pero la nueva versión de la norma ISO 14064, exige a las empresas que apliquen un proceso para la determinación de las emisiones indirectas de GEI que considera significativas y que, por tanto, debe incluir en su inventario de GEI.

Cada empresa puede elegir el método que le parezca más adecuado para determinar las emisiones indirectas que incluirá en su informe de huella de carbono definiendo los criterios a considerar.

Se pueden excluir aquellas fuentes de GEI que no se consideren relevantes para el inventario, siempre que se justifiquen. Sin embargo, la organización en ningún caso puede excluir cantidades sustanciales de emisiones indirectas.

En breve publicaremos un post con el análisis de los principales cambios incorporados en la nueva versión de la Norma ISO 14064:2019.


Creara es experta en proyectos de cálculo de huella de carbono y planes de reducción de Gases de Efecto Invernadero. Ya en el año 2011 el IHOBE le encargó el proyecto “Diseño y pilotaje de un sistema de verificación de declaraciones de emisiones de GEI´s en base a la norma internacional ISO 14064 para empresas y municipios”.

Compañías de todos los sectores como Grupo Tendam (Cortefiel) y Repsol Gas y Electricidad nos han encargado proyectos de cálculo de huella de Carbono. En el año 2015 colaboramos con el Grupo Telefónica para la definición de su Plan Estratégico de Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero 2016 a 2020 y, posteriormente, a 2025 y a 2030. Este plan cumple con los targets del escenario 1,5ºC establecido por la organización Science Based Targets, en el cual, en el horizonte 2050 se pretende limitar el aumento de temperatura del planeta en 1,5ºC.

Creara pone a disposición de empresas y otras organizaciones que precisen de ayuda para el cálculo de su huella de carbono, un curso gratuito de 4 horas en modalidad webinar. Inscripciones aquí

SHARE IT: