Actualidad | Monday 20 April, 2020

Preguntas frecuentes acerca de cómo crear una comercializadora de electricidad

¿Cómo se crea una comercializadora de electricidad?

Una comercializadora de energía es una empresa normal y corriente (puede ser una SL) que ha conseguido las autorizaciones necesarias para poder realizar la actividad de comercialización de electricidad (o gas). Es decir, puede comprar energía en el mercado mayorista de electricidad (OMIE) y puede vender esa electricidad a sus clientes. Además, se convierte en un sujeto reconocido frente a REE (Red Eléctrica de España).

El proceso para dar de alta a una sociedad como comercializadora de electricidad implica completar diversos procedimientos oficiales muy regulados con OMIE, REE, el Ministerio de energía, la Agencia Tributaria y las empresas distribuidoras, además de otros trámites menores.

Pincha aquí si quieres ver el contenido de un curso sobre Cómo crear una comercializadora de electricidad.

¿Es un proceso muy técnico?

Durante el proceso, además de aportar información de tipo administrativo, comercial y societario, es necesario acreditar conocimiento para realizar algunas operaciones, y que se tienen recursos informáticos adecuados para la comunicación diaria con el mercado mayorista. En general, es necesario tener conocimientos mínimos de mercado eléctrico, regulación y organización del sector. Para ayudar en este punto, el proceso puede ser subcontratado a CREARA.

¿Cuánto tiempo lleva?

El proceso de habilitación como comercializadora dura alrededor de 4 meses, si no surgen problemas o retrasos. Para ello, es importante que la empresa aporte con rapidez los documentos que van siendo necesarios: escrituras de constitución, escrituras de poder de la persona encargada, capacidad de firmar documentos digitalmente, y otros. Además, vemos importante que el proceso sea llevado a cabo por profesionales con experiencia en estos trámites, ya que si se comen errores la duración del proceso de alta se alargará.

No obstante, el tiempo que dura el proceso de habilitación puede emplearse para ir planificando la actividad posterior, por ejemplo, elegir y dar de alta las herramientas informáticas a emplear durante la operación, diseñar la estrategia comercial, o planificar la gestión de tesorería.

¿Cuánto dinero cuesta?

En general, habilitar una empresa como comercializadora de electricidad no es caro. El coste de consultores expertos es muy asequible, y las garantías iniciales pueden resolverse con la entrega de un aval o de una línea de crédito. Aparte de esto, están los costes de constituir una sociedad, y de tener que dedicar tiempo a coordinar estas labores.

¿Vale la pena?

En general, el negocio de venta de electricidad es rentable si se hace bien. La clave es tener un canal de llegada a clientes consumidores. Con eso, organizando (o subcontratando) las operaciones (labores de back office) sin errores, no es difícil llegar a un negocio rentable.

¿A cuánto ascienden las garantías que hay que aportar?

Durante el proceso, es necesario aportar las garantías económicas exigidas para asegurar los pagos que irán exigiendo los diversos organismos oficiales. Este punto suscita mucho interés por parte de los interesados porque las garantías pueden llegar a ser un aspecto clave para el éxito o fracaso de una comercializadora. De todos modos, si bien las garantías deben ser depositadas en una etapa relativamente temprana del proceso de habilitación como comercializadora eléctrica, su importe no es elevado. En una primera etapa, 10mil Euros son suficientes. Cuando la comercializadora empiece a operar y vaya aumentando su volumen de compra en el mercado, esta cantidad irá aumentando.

Pincha aquí si quieres saber más sobre las garantías necesarias para dar de alta una comercializadora de electricidad o para dar de alta una comercializadora de gas.

¿Qué dificultades voy a encontrar?

Dificultades habituales durante el proceso de alta son: tener a tiempo los poderes del representante y la escritura de constitución, tener dispuesta a tiempo la garantía que se va a aportar, tener lista una página web y un teléfono gratuito y contar con el entendimiento técnico de los requisitos que el proceso va pidiendo.

Y cuando esté creada, ¿qué hago?

Es esencial que antes de activar el primer cliente se tenga decidido cómo se va a llevar a cabo la actividad diaria, que esencialmente consiste en:

– Actividad comercial: qué canales de captación de clientes, estrategia comercial, contrato de venta de energía, política de precios

– Operaciones (back office): facturación a clientes (“billing”), relación con distribuidoras (“switching”), perfilado de cartera para compra en OMIE, gestión de impagos e informes a organismos oficiales (“reporting”)

– Estrategia de SW: qué plataforma o sistemas vamos a utilizar, tanto para el back office como para la función comercial

CREARA puede ayudarle a organizar estas actividades o incluso llevarlas a cabo mediante el servicio de back office a comercializadoras. Hemos organizado un webinar gratuito para emprendedores interesados en crear una comercializadora. Inscripciones aquí.

SHARE IT: