Noticias | jueves 7 mayo, 2015

Estudio sobre el potencial de la cogeneración y de las redes urbanas de climatización en España

Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha realizado para la contratación de la asistencia técnica que permita la identificación de medidas de eficiencia energética y el uso de tecnologías eficientes encaminadas a conseguir ahorro energético. El estudio analizará la viabilidad técnico-económica a nivel nacional de los sistemas de cogeneración de alta eficiencia y de las redes urbanas de calefacción y refrigeración eficientes, así como los beneficios ambientales, sociales y económicos derivados de su implementación. Entre esas medidas se encuentra la evaluación completa del potencial de uso de la cogeneración de alta eficiencia y de los sistemas urbanos de calefacción y refrigeración eficiente basada en un análisis coste – beneficio, que debe realizarse y notificar a la Comisión antes del 31 de diciembre de 2015. Se realizará además un informe sobre la energía térmica generada y consumida en España y se identificarán las fuentes de energía térmica residual que puedan ser reutilizadas. Con toda la información recopilada se elaborará un mapa de calor, interactivo y accesible desde Internet, que incluya los puntos de demanda y producción térmica en todo el territorio español y que facilite el análisis de oportunidades de la implementación de soluciones de alta eficiencia que contribuyan a un mejor uso de los recursos energéticos. Este proyecto allana el camino a la puesta en marcha de las medidas de eficiencia energética contempladas en la Directiva europea 2012/27/UE, a través de la cual la Unión Europea y sus Estados Miembros se comprometen a alcanzar un 20% de ahorro para 2020, compromiso en el que la cogeneración de alta eficiencia y las redes de urbanas de climatización pueden jugar un papel fundamental. José Ignacio Briano de Creara, argumenta así la relevancia de este estudio:

“La promoción de los sistemas urbanos eficientes de calefacción y refrigeración juega un papel estratégico dentro de los planes de las ciudades del futuro, permitiendo rebajar sus consumos de energía primaria, sus emisiones de gases de efecto invernadero, y su dependencia energética del exterior. En definitiva, mitigando el cambio climático”.
]]>

COMPARTIR EN:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *