Actualidad | Wednesday 18 December, 2019

Redes de Aprendizaje (RdA) en Eficiencia Energética

¿Aprender aún más de gestión de energía con asesoría técnica? ¿Intercambiar experiencias en torno a la Eficiencia Energética? ¿Mejorar el desempeño en la industria y conseguir ahorros energéticos en 1 año? ¿Medir y cuantificar estos ahorros metodológicamente? … ¿Es posible esto en su conjunto?  ¡Claro que sí! y te lo contamos en este post.

Una Red de Aprendizaje en Eficiencia Energética (EE) o en Sistemas de Gestión de Energía (SGEn) es una metodología que implica un espacio de colaboración donde se reúnen diferentes actores que persiguen un objetivo en común: Mejorar el desempeño energético de las organizaciones participantes.

Esta RdA se conforma por 10 a 15 organizaciones que analizan su desempeño energético al momento de iniciar la red, fijan una meta individual y en conjunto (con base en los potenciales de mejora identificados) y se reúnen periódicamente para intercambiar experiencias a través de talleres guiados por un “acompañante técnico” y un “moderador”. La duración de la RdA depende de los objetivos planteados y los recursos que se dispongan.

En cuanto a las organizaciones participantes, pueden ser:

  • Grupo Múltiple: Organización con gran cantidad de operaciones. Por ejemplo: Red de Aprendizaje para la empresa de distribución de combustibles (con operaciones en todo el país).
  • Grupos Gremiales: Organizaciones que comparten un mercado. Por ejemplo: Red de Aprendizaje para el Gremio Minero.
  • Grupos Geográficos: Organizaciones que comparten un espacio geográfico, con negocios distintos o similares. Por ejemplo: Red de Aprendizaje para el Parque industrial norte de la ciudad. 
  • Grupo con interés temático: Organizaciones interesadas en mejorar el desempeño energético a través del conocimiento de una temática especial. Por ejemplo: RdA en climatización de bodegas y bombeo eficiente en la industria Vitivinícola.

La experiencia mundial en esta metodología ha demostrado que las organizaciones que forman parte de una Red de Aprendizaje obtienen mejores resultados que aquellas que implementan medidas de eficiencia energética por su cuenta. ¿A qué se debe? La red permite reducir costos asociados a implementación de mejoras gracias a las economías de escala que se generan. Además, a medida que se desarrollan y multiplican los vínculos e interacciones entre los participantes, las redes se consolidan y fortalecen, favoreciendo la obtención de los resultados y cumplimiento de objetivos.

Ahora bien, ¿Cómo se puede llevar a cabo esto? Existe la figura de Organización Iniciadora, que es quien origina la red. Debe ser una institución con capacidad de convocatoria masiva e interés en la eficiencia energética. Por ejemplo pueden ser:

  • Cámaras industriales
  • Empresas especializadas en la gestión de redes de aprendizaje
  • Entidades de gobierno

Finalmente, la pregunta que nos queda responder es ¿Cuánto han ahorrado las empresas que implementan una Red de Aprendizaje? Los casos son múltiples. Existen organizaciones que han alcanzado incluso un 15% de ahorro energético en 1 año, lo que significa una reducción de las emisiones de CO2 y costos asociados.

Nuestra experiencia en implementación de Redes de Aprendizaje en la industria nos permite afirmar empíricamente que es posible mejorar el desempeño energético y reducir emisiones de GEI en el corto y mediano plazo a través de esta metodología, y lo mejor ¡a bajo costo!

SHARE IT: