Claves en la negociación de un contrato de compra-venta de energía

Claves en la negociación de un contrato de compra-venta de energía Claves en la negociación de un contrato de compra-venta de energía

Controlar el flujo de ingresos de un contrato de compra-venta de energía (PPA – Power Purchase Agreement, por sus siglas en inglés) o de la concesión de derechos que se pueda requerir es uno de los puntos clave a la hora de desarrollar un proyecto de energía. Se tiene que especificar la cantidad y la calidad de energía que será entregada y el precio de compra.

Dentro del precio, habrá que desglosar el pago fijo por capacidad y el variable por energía. El cargo por capacidad debe cubrir el capital o costes fijos de la planta de energía, los costes fijos de operación y mantenimiento (“O&M”) y el retorno de la inversión, y se pagará cuando la capacidad esté disponible y durante ciertos períodos de tiempo, tales como eventos de fuerza mayor, cuando la capacidad no esté disponible.

Puntos críticos a negociar en un contrato de compra-venta de energía

Es posible que el precio sea de las partes más fáciles de acordar cuando se establece un contrato de compra-venta de energía, PPA. Pero aparte del precio, quedan más negociaciones para cerrar todos aquellos aspectos que a largo plazo podrían generar problemas.

Dentro de las muchas cuestiones que hay que negociar en un PPA, resultan clave para que no se generen situaciones de incompatibilidad con el contrato firmado los siguientes puntos:

  • Vigencia
    El PPA debe ser un contrato a largo plazo. Aún cuando la vigencia más común suele ser superior a los 15 años a partir de la fecha en que la planta inicia su operación, los PPA en España están negociándose ahora mismo por debajo de 10 años. Esto se debe a la incertidumbre de los precios en el mercado a más de cuatro años vista.Frecuentemente, un PPA requiere que las entregas de energía comiencen en una fecha establecida con anterioridad. Por ello hay estar atento a la fase en la que se encuentre la planta que generará dicha energía y a  si va a ser posible que la entrega de la energía llegue a tiempo.
  • Paradas programadas
    Los periodos previstos para las paradas de mantenimiento y revisiones de la planta de energía deben coordinarse con las necesidades del comprador de energía. No todos los compradores de energía están dispuestos a aceptar estas circunstancias de falta de generación de energía. Hay que limitar estas paradas por el bien de las dos partes, o establecer otros mecanismos para solventar esos espacios temporales de carencia.
  • Fuerza mayor
    Hay que definir aspectos de fuerza mayor a incluir en el PPA. Habrá que cubrir determinadas situaciones complicadas, como conflictos laborales, acciones gubernamentales y cambios en la ley. La definición de estas cuestiones es clave, no sólo para el comprador sino también para los inversionistas de la planta o los bancos. Sin estas circunstancias es posible no llegar a un acuerdo.
  • Incumplimiento y períodos de “subsanación”
    Es de vital importancia que el flujo de ingresos esté disponible continuamente. Esto es clave para que los proyectos de generación renovable soportados por inversores (banca principalmente) tengan cierta visibilidad. Tiene que haber un alto grado de certeza de que los ingresos son continuos. Por ello, en función del número y tipo de incumplimientos potenciales por parte del propietario del proyecto estos deben ser limitados. Deben tener un mecanismo para la notificación de un incumplimiento de contrato y un período de tiempo durante el cual dicho propietario del proyecto pueda intentar corregir el incumplimiento (un “período de subsanación”).
    Es importante que se realice antes de que el incumplimiento sea declarado por parte del comprador de energía. Si existe un incumplimiento no subsanable por su naturaleza, es necesario tener un plan “B”. Para ello, se debe diseñar un plan alternativo como, por ejemplo, en el momento que las entregas de energía han sido interrumpidas por un período específico de tiempo, se debe tener en cuenta la posibilidad de incluir un reemplazo del generador, con un período de tiempo posterior durante el cual debe demostrarse que las entregas de energía se van a producir independientemente del generador escogido.
  • Riesgo crediticio
    El generador de energía debe solicitar que se incluyan cláusulas contractuales para que, en caso de que la solvencia del comprador de energía se vea reducida durante la vigencia del PPA, el comprador de energía entregue una garantía de una entidad con solvencia o carta de crédito asegurando sus obligaciones de compra de energía bajo el PPA. El fin es no poner en riesgo el posible proyecto de planta de generación frente a los inversionistas.

La firma de un contrato de compra-venta de energía aún no está dentro de un marco regulatorio específico en España, por lo que tener en cuenta estos puntos clave ayudará a lograr un buen acuerdo entre las dos partes. También lo hará recurrir a stakeholders con experiencia en este tipo de contratos como pueden ser comercializadoras, consultoras de servicios energéticos, agentes representantes…

Vicente Padrón Vidal
Gerente del Área de Aprovisionamiento de Energía. Ingeniero Industrial por la UC3M. Experto en mercados de energía, compra de energía y reducción de costes de facturación energética en Europa y Latinoamérica.

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas nada

No te pierdas nada

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe novedades y contenido exclusivo

Suscripción realizada con éxito. Te hemos enviado un email de confirmación.