Actualidad | lunes 14 enero, 2019

¿Cuánto me cuesta adaptar un Sistema de Gestión de la Energía a la nueva ISO 50001?

La nueva versión de la Norma ISO 50001 está publicada desde septiembre de 2018. Antes del mismo mes del año 2021, todos los certificados deben referirse a esta nueva versión. El esfuerzo que les va a suponer a las empresas ya certificadas de acuerdo a la edición del año 2011 no es a priori grande.

Cambios para adaptar un sistema de Gestión de la Energía a la nueva ISO 50001

Los cambios a implantar para adaptarse a nueva versión de la norma pueden clasificarse en dos categorías diferentes:

Cuestiones que no tienen carácter técnico

En este grupo se recogen todos los cambios de carácter general no específicos de gestión energética. Esta versión de la Norma ISO 50001 ha pasado a alinearse con la estructura de alto nivel que ya incorporaron las nuevas versiones de las normas ISO 9001 y 14001 por lo que, para las organizaciones que tienen la gestión de la energía integrada con alguna de estas dos normas, la adaptación a la versión de la norma ISO 50001 no va a suponer esfuerzo importante.

Las empresas tendrán esencialmente que adaptarse a los nuevos requisitos que incorporaron las normas de calidad y medio ambiente: alinearse con la estructura de alto nivel, incluir la comprensión de la organización y su contexto y pasar a incorporar el enfoque basado en riesgos desde el punto de vista de la gestión energética.

Cuestiones de carácter técnico

En lo relativo a cuestiones de carácter técnico, la ISO 50001 incorpora nuevos conceptos relacionados con la normalización de los datos, como los de variable pertinente y factor estático y exige más rigor a la hora de definir las líneas base de la energía. Otra cuestión importante en la que esta versión de la norma hace mayor hincapié es el definición y documentación de criterios relacionados con el control operacional.

Como conclusión podemos decir que el esfuerzo que les va a suponer a las empresas con un Sistema de Gestión de la Energía certificado de acuerdo a la Norma ISO 50001 adaptarse a los cambios incorporados en la versión nueva, no va a ser grande siempre y cuando:

  • el Sistema de Gestión de la Energía implantado esté integrado con las Normas de calidad y medio ambiente
  • fue concebido como un sistema robusto y basado en líneas base construidas con algoritmos que se basan en las variables independientes que pueden afectar a sus usos y consumos.
COMPARTIR EN:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *