Actualidad | miércoles 6 noviembre, 2019

¿Qué sabemos hasta ahora del cambio en las tarifas de electricidad previsto para 2020?

En las últimas semanas, nuestro departamento de Aprovisionamiento de Energía está recibiendo consultas sobre el próximo sistema de cálculo de los peajes ligados al transporte y a la distribución de la luz, que afectan a compañías y usuarios.

En este post, tratamos de contar lo único que sabemos con certeza hasta el momento: que toca esperar.

¿Qué es eso e los peajes de acceso a la red?

Los peajes de acceso a la red eléctrica son costes que los consumidores pagan para sufragar los gastos del sistema eléctrico, principalmente las redes de transporte y distribución de energía. Estos costes se pagan en función de unas reglas según cuánta energía y potencia consuma el cliente y sobre todo, cuándo la consuma, de modo que los periodos en los que hay más demanda, los peajes son más altos que en los periodos con menos consumo. Estos periodos dependen del día de la semana, el mes del año y la hora del día.

La Comisión Nacional de Mercados ha propuesto su modificación con el fin de adaptarlos a la situación actual de mercado, tecnológico, etc. Es decir, el regulador quiere incentivar o desincentivar ciertos hábitos. Por ejemplo, el consumo en ciertos momentos a través de precios mayores o menores, proveer el uso del coche eléctrico, etc.

El problema ha sido que el gobierno considera que estos cambios propuestos por la CNMC no cumplen perfectamente con sus directrices sobre política energética. Es decir, en ocasiones no son lo suficientemente contundentes como para incentivar con fuerza esos cambios de hábitos que el gobierno quiere promover y que deben potenciar la transición energética que empezamos a vivir. Por ejemplo, los peajes se cobran según la potencia contratada por el consumidor (que no suele cambiar mes a mes) y también en función de la cantidad de energía que se consume (que es un coste variable). Pues bien, el gobierno quiere que la mayor parte de estos costes recaigan sobre el consumo, lo cual “variabilizaría” el coste para el consumidor, lo cual es un incentivo hacia el ahorro, que el gobierno quiere fomentar.

De momento, el Ministerio para la Transición Ecológica y la CNMC deben acordar un texto para que sepamos cómo quedará el nuevo sistema. Así que de momento, toca esperar.

COMPARTIR EN: