Noticias | viernes 22 febrero, 2019

Renovables y coche eléctrico para la primera Ley de Cambio Climático en Baleares

El Gobierno Balear ha sido pionero en España en la aprobación de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética con la que se pretende lograr la autosuficiencia energética en las islas, mediante el abandono progresivo de los combustibles fósiles, y aumentar la capacidad para generar, mediante energías renovables, al menos el 70% de la energía final que se consuma en ese territorio en el 2050. Además, esta ley marca una hoja de ruta para conseguir el objetivo intermedio de reducción del 23% del consumo energético y del 40% en las emisiones de CO2  para 2030.

Las medidas planteadas para conseguir estos objetivos se basan en cuatro pilares: energías renovables, movilidad sostenible, eficiencia energética y eliminación de centrales contaminantes.

Movilidad sostenible

  • Para reducir las emisiones del tráfico, se prohíbe la circulación de los vehículos diésel a partir de 2025 y los de gasolina a partir de 2035 en las islas.
  • Se instalarán de aquí a 2025 un total de 1.000 puntos de recarga de coches eléctricos  y se prohibirá la matriculación de nuevos vehículos diésel. Esta prohibición se extenderá a todos los vehículos de combustión para 2035.
  • Las empresas de alquiler de vehículos deberán ir sustituyendo progresivamente sus flotas por vehículos eléctricos, que deberá llegar a ser 100% eléctrica para 2035.
  • Los barcos también deberán ser propulsados con energías renovables. Se ha declarado el mar Balear zona ECA (zona de control de emisiones).

Energías renovables

Los aparcamientos existentes de más de 1.500 m2 y los nuevos mayores a 1000 m2, así como edificios con más de 1.000 m2, nuevos o los que se haga cambio de uso o reforma integral, estarán obligados a instalar energía solar fotovoltaica.

Eficiencia energética

Cierre centrales contaminantes
A partir de 2020, se deberán ir cerrando las centrales térmicas contaminantes. La central de Es Murterar (Mallorca) tiene previsto su cierre para 2020 y las de Mahón, Ibiza y Formentera para 2025.

Para ejecutar todas estas medidas el Instituto Balear de la Energía contará con un millón de euros de presupuesto para el primer año.
Las empresas y particulares podrán ir adaptándose a este nuevo modelo descarbonizado con las ayudas y subvenciones que van saliendo.

COMPARTIR EN:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *