Post | jueves 2 noviembre, 2017

Estado de los contratos bilaterales de compra venta de energía en España

La situación actual y futura de los Power Purchase Agreement (PPA) en España es alentadora e incipiente para dicho modelo de compra de energía entre dos partes.

Los acuerdos alcanzados por España respecto al paquete de medidas europeo sobre clima y energía hasta 2020 (20 % de energía renovable, 20% de reducción de gases de efecto invernadero y 20% de mejora en eficiencia energética), y la reciente subasta de energía que se ha realizado en nuestro país, a través de la que se subastaba una potencia con derecho a un régimen retributivo específico, hacen presagiar un aumento de interés por los PPAs.

Mediante la subasta se garantiza una rentabilidad razonable revisada para cada periodo regulatorio, lo cual supone una gran incertidumbre legislativa. Esa incertidumbre es la que proporciona a los PPAs una ventaja, al reportar unos retornos similares con una rentabilidad a largo plazo.

La tendencia hace pensar que se comenzarán a cerrar contratos PPA con una garantía a más corto plazo, ya  que un contrato a largo plazo es más difícil de conseguir por los acuerdos que hay que pactar con las entidades financieras.

Gráfico-PPAs en España

Tipos de contratos bilaterales de compra venta energía

Existen varios tipos de PPA («Power Purchase Agreement»). Los habituales son los físicos y los financieros. Al ser un contrato legal entre un vendedor de energía y un comprador de energía, hay diferentes aspectos a convenir. El precio no suele ser el más conflictivo de ellos. Al ser contratos a tan largo plazo, intervienen otras cuestiones asociadas a los compromisos adquiridos por cada parte.

Los PPA físicos son más rígidos, implican una localización física, tanto para el generador como el comprador. Sin embargo, en un PPA financiero, no hace falta; pueden intervenir otras entidades que sean las que asumen el riesgo. Se establece un contrato por diferencias con un precio pactado. Pero en función de lo que marque el mercado diario, el generador deberá abonar un pago al comprador o a la inversa, dependiendo si el precio del mercado diario está por encima o por debajo del precio pactado a futuro.

¿Cuando interesa adquirir un PPA?

Actualmente, es un momento único para que un gran consumidor de electricidad considere seriamente la posibilidad de adquirir un PPA para un nuevo proyecto renovable, donde estará apoyando el medioambiente y podrá contar con un precio competitivo de electricidad a largo plazo.

Si esta decisión se impulsara desde los consejos de administración, sería una apuesta estratégica importante a largo plazo por parte de las empresas para hacer economía sostenible, implicando a toda la organización. Aunque lo cierto es que no es un camino fácil, porque la firma de un PPA tiene muchas cláusulas y obligaciones.

Situación de los PPAs fuera de España

Para terminar, indicar que no estamos solos con esta modalidad de contratación de energía. Fuera de España, la liberalización de determinados mercados, aunque en alguno sea de forma parcial, hace destacar a Latinoamérica como una de las regiones con mayor potencial de crecimiento. En Europa y EEUU, los mercados están más desarrollados y por tanto hay mayor penetración de este tipo de contratos con empresas como Google, Amazon, Apple, Microsoft, etc.

COMPARTIR EN:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *