Post | lunes 8 octubre, 2018

¿Qué necesita un sistema de climatización para su gestión centralizada?

Bajo nuestra experiencia, no siempre es necesario recurrir a la telemedida para el control y monitorización de los consumos energéticos a distancia. Por ejemplo, en empresas multipunto – aquellas cuyo consumo energético total está repartido en múltiples localizaciones-, hay ocasiones en las que es más efectivo implementar directamente medidas de control centralizado de sus instalaciones. En estos casos, la telegestión o control centralizado permite controlar y gestionar instalaciones a distancia en tiempo real, a partir de sensores y actuadores. Aplicada a los sistemas de climatización, la telegestión ofrece muchas ventajas, sobre todo en el caso de instalaciones centralizadas. ¿Qué elementos son clave para hacer posible la gestión centralizada en estos casos?

Controlador: el cerebro de la telegestión

La pieza fundamental de cualquier sistema de control centralizado es el controlador, que funciona como “cerebro” de la telegestión. Este controlador se instala en el cuadro general del establecimiento y conectará eléctricamente los circuitos eléctricos que controlan el encendido/apagado de la iluminación, equipos ofimáticos, vending, etc. Todas estas funciones podrán gestionarse, a través del controlador, de manera remota una vez establecida la conexión.

Gestión centralizada de los sistemas de climatización en empresas multipunto

Para actuar sobre los distintos parámetros de los que depende el funcionamiento de la climatización (modo frío/calor, horarios de funcionamiento, consignas de temperatura, etc.) habrá que comunicar los equipos de producción con el controlador. Para ello hay que recurrir a una pasarela de comunicación que “traduzca” el lenguaje de los equipos de climatización a uno que entienda el controlador (M-Bus, Modbus, BACNet, LonWorks, etc).

Cada fabricante de climatización utiliza un “lenguaje” diferente, por lo que será necesario estudiar en cada caso particular la manera correcta de comunicar controlador y equipo de producción.

Por norma general, este tipo de control encaja si la instalación de los sistemas de climatización es centralizada (enfriadoras, VRF, etc.), mientras que en instalaciones atomizadas (equipos autónomos, splits, etc.) resulta mucho más complicado.

Si quieres conocer más sobre la experiencia de Creara en la telegestión en empresas multipunto puedes ver este vídeo.

Si te interesa este contenido, quizá te interese este otro artículo:

Gestión energética centralizada versus monitorización y telemedida

COMPARTIR EN:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *