Sin categorizar | lunes 9 abril, 2012

La ingeniería CREARA, especialistas en eficiencia y ahorro energético, se adhiere a ‘Wineries for Climate Protection’

La compañía CREARA, especialistas en eficiencia y ahorro energético, se ha adherido a ‘Wineries for Climate Protection, la primera iniciativa en el mundo de todo un sector a favor del clima para aportar valor añadido y promover la internacionalización del sector vinícola. Esta agrupación  internacional por la sostenibilidad del sector vinícola suma ya más de 200 empresas en España.

La compañía ha querido así mostrar su compromiso con la sostenibilidad del sector vitivinícola, que se caracteriza por tener una gran concienciación ecológica, ya que la viña es una planta muy sensible a los cambios climatológicos. Además, la ingeniería ha desarrollado en varios proyectos de sostenibilidad y eficiencia energética para el sector del vino. Ya en 2011 CREARA participó en el proceso de certificación del vino tinto joven Qubél Revelación 2009 de Bodegas Gosálbez-Orti, que se convirtió así en la primera empresa vitivinícola de la Comunidad de Madrid en certificar con AENOR la Huella de Carbono de uno de sus productos, gracias a una iniciativa del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, promovida porla Comunidad de Madrid. El proyecto consistió en un estudio realizado por la ingeniería para determinar el impacto real que tiene la producción y distribución del vino Qubél Revelación 2009 sobre la atmósfera y el medio ambiente. Sobre estos datos, CREARA, especialistas en eficiencia y ahorro energético, realizó el cálculo de las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero (GEI) del ciclo completo, incluyendo el proceso de cultivo y elaboración del vino, el transporte, la distribución, el consumo y la gestión de los residuos generados. El proceso concluyó con la obtención del Certificado AENOR Medio Ambiente CO2 Calculado, otorgado por la Asociación Española de Normalización y Certificación , que verificó las emisiones de CO2 de cada botella. En la actualidad CREARA está realizando primer proyecto de cálculo de huella de carbono en un vino en Chile para las Bodegas Viña Casa Marín, que posteriormente será certificado. Gracias a esta colaboración se conocerá la huella de carbono de una botella de este vino desde el inicio de su producción hasta la llegada al punto de venta al consumidor, lo que permitirá posicionarla marca Viña Casa Marín a la vanguardia de las empresas que demuestran su preocupación por el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. El resultado obtenido  estará representado con un sello especial en la etiqueta de cada producto. El cálculo de la huella de carbono es un requisito exigido en diferentes países para la importación de determinados productos. Al mismo tiempo, se satisfacen las demandas de los consumidores y sobre todo, se mantiene y multiplica el compromiso de la bodega con la sostenibilidad y el medio ambiente. Además, permite identificar oportunidades de ahorro energético y por ende, económico, consecuencia de un mejor conocimiento de las fuentes emisoras y las posibilidades de reducción de emisiones. Consumo responsable Las empresas deben dar respuesta a la creciente demanda de productos y servicios medioambientalmente sostenibles en la sociedad. Según se desprende de las conclusiones de una encuesta global realizada por Nielsen sobre Responsabilidad Corporativa entre 28.000 internautas en 56 países, casi la mitad de los consumidores están dispuestos a pagar un extra por aquellos productos o servicios que provengan de compañías que desarrollan programas beneficiosos para la sociedad. En el caso de España, un 60 por ciento de consumidores declara que prefiere comprar productos de empresas socialmente responsables. ]]>

COMPARTIR EN:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *