Sin categorizar | jueves 20 octubre, 2011

La SGAE reducirá sus emisiones contaminantes con un plan de ahorro energético

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) podrá reducir en más de un 40 por ciento el consumo energético respecto al año 2010 en su sede situada en el Palacio Longoria y un 25% en el edificio de la calle Pelayo, ambos situados en Madrid, así como evitar la emisión de 183,8 toneladas de CO2 al año, según un estudio de eficiencia energética realizado por CREARA, especialistas en eficiencia y ahorro energético.   Las auditorías energéticas realizadas han permitido detectar los puntos de mayor consumo y proponer sendos Planes de Eficiencia Energética con una serie de medidas correctoras, que optimizarán la gestión energética de la SGAE. La batería de mejoras propuesta permitiría alcanzar un mayor ahorro energético y económico, además de aumentar el confort térmico dentro de los edificios. El proyecto se ha desarrollado bajo  la norma de  auditorías energéticas UNE 216501 y ha sido verificado por AENOR. De esta manera, se ha asegurado la calidad de los trabajos y los resultados obtenidos. Se trata de uno de los primeros proyectos desarrollados bajo esta norma de auditorías energéticas, aprobada en el año 2009. Entre las soluciones diseñadas para el Palacio Longoria destacan por su impacto en el ahorro energético generado la instalación de un sistema de climatización refrigerante variable; la sustitución de lámparas fluorescentes e incandescentes por otras más eficientes; la instalación de regletas eliminadoras de la función stand by o la instalación de sensores de luz natural y detectores de presencia. Así mismo, en la auditoría energética del edificio situado en la calle Pelayo, número 61 de Madrid, las medidas propuestas van encaminadas a lograr el objetivo de reducir un 25 por ciento el consumo energético actual y recortar en más de 115 toneladas al año las emisiones contaminantes. Estas medidas de eficiencia y ahorro energético afectan tanto al aislamiento del edificio -reemplazo de las ventanas de madera-, como a la mejora de los equipos de climatización -instalación de una caldera de gas natural- y a la iluminación del inmueble -aplicación de sensores de presencia y lámparas eficientes, entre otras.  Si bien es necesario realizar una inversión inicial para poner en marcha el Plan de Eficiencia Energética,  los ahorros derivados del menor consumo de energía se harán notar desde el primer año de aplicación. Edificio declarado Bien de interés cultural El Palacio Longoria,  sede de la SGAE, es un edificio declarado Bien de Interés Cultural, obra del arquitecto José Grases Riera entre los años 1902 y 1904, y constituye el ejemplo más importante del movimiento modernista en Madrid. Este proyecto desarrollado por CREARA para la SGAE demuestra que las medidas de eficiencia energética son aplicables en edificios históricos y con valor artístico, del mismo modo que en inmuebles de nueva construcción, con total respeto a las especiales exigencias de protección y conservación que suelen aplicar en este tipo de construcciones. Además, CREARA ha elaborado una ‘Guía de buenas prácticas’ con recomendaciones en iluminación, gestión de equipos informáticos y climatización, destinada a involucrar a todos los trabajadores de la SGAE en el objetivo común de ahorrar energía y lograr los mejores resultados posibles.]]>

COMPARTIR EN:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *