Sin categorizar | miércoles 13 enero, 2010

Tres municipios de Cantabria ahorrarán 38.000 euros con medidas de eficiencia

CREARA,  especialistas en eficiencia y ahorro energético, en una serie de auditorías energéticas sobre el alumbrado público y diversos edificios de titularidad municipal.

Ayudas públicas para ahorrar energía

Estos estudios han sido posibles gracias a un concurso de ayudas públicas convocado por la Sociedad para la gestión energética de Cantabria, GENERCAN, empresa perteneciente a la Consejería de Industria y Desarrollo Tecnológico del Gobierno de Cantabria, para impulsar medidas de eficiencia energética en municipios de Cantabria. Así, los responsables municipales dan un paso más en la mejora del servicio público y la reducción de los gases de efecto invernadero, con la aplicación de una batería de medidas de eficiencia energética adaptadas a las necesidades concretas de cada caso. Estas medidas se están llevando a cabo según un plan desarrollado por los técnicos de CREARA, según el cual la inversión necesaria para su implantación se amortiza con los ahorros generados año a año. Los resultados más significativos de los estudios corresponden al alumbrado público, donde estos tres municipios podrán ahorrar cerca de 29.000 euros al año. En el caso concreto del municipio de Rionansa podrá ahorrar hasta 15.000 euros; por su parte Valdeprado y Cillorigo reducirán sus costes en más de 7.900 euros y 5.700 euros al año respectivamente. Las medidas recomendadas para mejorar el alumbrado son muy sencillas y contemplan la instalación de balastos de doble nivel, para disminuir la potencia de las lámparas de sodio, cuando es menos necesaria porque las calles están menos transitadas, y la instalación de relojes astronómicos para regular el encendido y apagado de las luces, entre otras. Al margen del alumbrado público se realizaron estudios individualizados de varios edificios de titularidad municipal, así como un pormenorizado estudio de la facturación eléctrica, con el objetivo de conseguir la mejor tarifa y la potencia adecuada para cada caso. En este sentido, teniendo en cuenta las soluciones planteadas para los edificios del Ayuntamiento, el colegio público Valle de Nansa y el edificio de aguas residuales (EADAR), Rionansa podrá sumar a los ahorros generados por las mejoras en la eficiencia del alumbrado público, otros 7.150 euros al año. Por tanto, el ahorro total para Rionansa sería de 22.053 euros al año. Por su parte, Valdeprado podrá ahorrar cerca de 1.300 euros con un conjunto de soluciones específicas para los edificios del Ayuntamiento, el centro cívico y la posada. En resumen un ahorro económico anual por medidas de eficiencia en alumbrado y edificios de, aproximadamente, 9.200 euros. La implantación de las medidas propuestas en los edificios del Ayuntamiento, las antiguas escuelas y el consultorio médico de Cillorigo sumaron un ahorro económico de 1.025 euros anuales. En total, los ahorros generados para este municipio por el conjunto de medidas propuestas en alumbrado y edificios sería de 6.725 euros anuales. Además, se detectó la posibilidad de implantar una instalación de energía solar fotovoltaica en las antiguas escuelas con un objetivo didáctico, con una capacidad de generación de energía de 6.263kWh, que podría suponer unos ingresos por venta de electricidad de 2.758 euros al año. En los tres casos las medidas propuestas afectan principalmente al alumbrado de los edificios con la sustitución de lámparas incandescentes por otras de bajo consumo; la climatización, con mejoras del aislamiento con nueva carpintería y doble acristalamiento y sustitución de calderas por otras más eficientes y al equipamiento, con la instalación de enchufes programables en los equipos informáticos, además de los correspondientes estudios de optimización de la facturación eléctrica, entre otras soluciones.

Disminución de emisiones contaminantes

Las medidas recomendadas tienen, además, un efecto muy positivo en el medioambiente, ya que al ahorrar energía se reducen las emisiones contaminantes generadas, especialmente en lo que se refiere al CO2. Así, Rionansa, una vez adoptadas las medidas indicadas para el alumbrado público y los edificios auditados, conseguirá una disminución de 48 toneladas en sus emisiones anuales de CO2. Por su parte Valdeprado del Río reducirá sus emisiones contaminantes en 20 toneladas, mientras que Cillorigo, conseguirá una disminución global de emisiones de monóxido de carbono de 19 toneladas al año. En total, 87 toneladas de CO2 menos en el ambiente.

Auditorías energéticas

Mediante la realización de una auditoría energética en el alumbrado público se obtiene un análisis de situación que nos permite conocer el modo de explotación, funcionamiento y prestaciones de las instalaciones, el estado de sus componentes, sus consumos energéticos y sus correspondientes costes de explotación. Todo ello con un triple objetivo: mejorar la eficiencia y el ahorro energético de estas instalaciones, adecuar y adaptar los equipos a la normativa vigente y limitar el resplandor luminoso y la contaminación lumínica. En los últimos años el ahorro energético se ha convertido en un instrumento eficaz para la mejora del medio ambiente y el control del gasto, por lo que las auditorias energéticas realizadas en los edificios y el alumbrado de uso de uso público cada vez son más demandadas.]]>

COMPARTIR EN:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *