Sin categorizar | martes 6 marzo, 2018

Ventajas de la energía solar fotovoltaica en México

Ventajas de México para la producción de energía solar fotovoltaica

  • Elevado recurso solar Las estaciones solarimétricas situadas en zonas desérticas de Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango, Zacatecas e Hidalgo sitúan el recurso solar promedio diario de densidad de radiación solar en 5.5 kilovatios hora (kWh) por cada metro cuadrado, según datos facilitados del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). La irradiación solar media (GHI) en México, 5 kWh/m2/día, es. El 70% del país dispone de valores mayores a 4,5 kWh/m2/día.  El recurso solar disponible equivale a 50 veces la electricidad generada anualmente.
  • Potencial de la generación distribuida Las políticas energéticas que facilitan el balance neto han permitido la generación distribuida tanto a pequeños como a grandes productores y han duplicado su capacidad, en tan solo un año, en 400 MW. Y aún existe mucho potencial para la generación de energía fotovoltaica en tejados e industrias.
  • Compromisos políticos  Los objetivos impuestos por el gobierno de alcanzar el 35% de generación con fuentes de energía limpia para 2024 y el 50% para 2050, además del compromiso de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 30% para 2020, sirven de impulso para el desarrollo de la energía solar. Estos planes están sirviendo de ejemplo a otros países latinoamericanos.
  • Alta rentabilidad Los altos precios de la energía en México y los reducidos precios de la tecnología hacen que la energía solar fotovoltaica sea altamente rentable en el país. Los costes de la tecnología han pasado a ser de los más bajos a escala mundial. México es además uno de los principales fabricantes de celdas solares en América Latina, lo que facilita el acceso a la tecnología sin necesidad de ayudas.
  • Situación geográfica Su proximidad con Estados Unidos favorecerá el desarrollo del mercado energético gracias a los intercambios de generación e intercambios transfronterizos de energía.
  • Reforma energética La reforma energética ha sido buena para la energía fotovoltaica porque hizo más fácil para las empresas privadas poder participar en un mercado que hasta ese momento había sido dominado por una sola entidad. Como parte de la reforma, México ha celebrado tres subastas en las que se produjeron sucesivas caídas del precio promedio de la oferta, precios solares más bajos del mundo ($12/MWh). La reforma también ha abierto las posibilidades a los contratos bilaterales entre productores de energía y grandes consumidores corporativos o PPAs.
  • Necesidad de diversificación energética México sufre gran dependencia de gas natural y petróleo importados del extranjero, 67 % y 71% respectivamente. Aumentar el empleo de otras fuentes de energía hará disminuir esta dependencia y contribuirá a la seguridad nacional.

Todo ello hace, en poco tiempo, México se sitúe entre los líderes mundiales en el sector de la fotovoltaica, concretamente, se estima que para 2022 México añadirá 15 GW de potencia instalada y liderará la producción de energía fotovoltaica en Latinoamérica con cerca de 20 GW de potencia instalada.

Evolución de la energía fotovoltaica en México

Por ser tan joven el sector fotovoltaico en México, todavía queda cierto desarrollo por delante:

  • En el tema de la financiación, la puja agresiva de las subastas ha obligado a los productores de energía a diversificar los proyectos y sus ingresos entre acuerdos de compra de energía, certificados de energía limpia y el mercado mayorista.
  • Los PPAs ofrecen solidez, pero los inversores aún sienten cierta inseguridad por el riesgo asociado a la compra mayorista y el valor de los CEL. El mercado mexicano necesita adquirir más experiencia para reducir esos riesgos financieros y saber con certeza como evolucionarán los precios en el futuro.
  • Otro aspecto a desarrollar en el sector de la energía solar fotovoltaica en México es el almacenamiento de energía. No existen aún proyectos aunque sí bastante interés y demanda, especialmente en zonas aisladas como Baja Sur y la Península de Yucatán. De hecho, según las agencias de energía SENER y CFE, el almacenamiento de energía es una prioridad en las próximas fases de la reforma energética.
COMPARTIR EN: