Impulso a las energías renovables con la nueva Directiva de Mercado Eléctrico

Impulso a las energías renovables con la nueva Directiva de Mercado Eléctrico Impulso a las energías renovables con la nueva Directiva de Mercado Eléctrico

La nueva Directiva de Diseño de Mercado Eléctrico, aún en fase de aprobación en el Parlamento Europeo, da prioridad a las energías renovables en las redes eléctricas europeas frente a otras fuentes de energía contaminantes y establece que los pequeños productores no tendrán que responsabilizarse de los servicios de ajuste de la red. Además, los proyectos comunitarios de energías renovables que usen balance neto virtual podrán beneficiarse de la electricidad renovable producida en otro punto del mismo municipio con un esquema de medición virtual neta a través de contratos a largo plazo. Esto implica que, los consumidores de esa comunidad  no pagarían por la electricidad extraída de la red, siempre y cuando no consumieran más electricidad de la que los autoconsumidores con instalaciones fotovoltaicas hayan inyectado a ésta.

Además de estas modificaciones, en la votación de la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo (ITRE) a la nueva Directiva de Diseño de Mercado Eléctrico, se decidieron estos otros puntos que también reformarán en gran medida el mercado de electricidad europeo:

  • Se limitará el uso de los mecanismos de capacidad, de modo que se utilicen solo como último recurso. Se pondrá fin a dichos pagos en 2025 para cualquier planta que emita más de 550 g de CO2 por kWh, lo que deja fuera al carbón. En España esto obligará a modificar los mecanismos de capacidad existentes. 
  • Los gobiernos no podrán intervenir para mantener activas centrales fósiles
  • Se flexibilizará la relación con las comercializadoras: habrá una herramienta comparativa de tarifas eléctricas y los clientes podrán cambiarse sin sanciones y en 24 horas. Las facturas deben mostrar la cantidad real de energía consumida, la fecha de vencimiento del pago, los datos de contacto de la empresa, así como las normas sobre el cambio de proveedor.
  • Se definirá la pobreza energética y se evaluarán sus necesidades.

El objetivo de hacer una reforma en el Mercado Eléctrico Europeo es hacerlo mucho más flexible apoyando la economía descarbonizada e innovadora. Para ello es necesario hacer muchos cambios, y el más importante es el regulatorio. Con estas últimas modificaciones votadas, el mercado de la energía pasará a ser más descentralizado,  consumidores y empresas de servicios energéticos tendrán mayor protagonismo y cobrará una gran importancia el autoconsumo y las comunidades solares. De hecho, estos últimos conceptos vendrán definidos por primera vez en la Directiva de Energías Renovables, que también se está debatiendo estas semanas.