La eficiencia energética como prioridad para la Comisión Europea

La eficiencia energética como prioridad para la Comisión Europea La eficiencia energética como prioridad para la Comisión Europea

La Comisión Europea ha hecho públicos sus objetivos en materia de transición energética para los próximos 10 años.  Sus propuestas tienen tres objetivos fundamentales: dar prioridad a la eficiencia energética, que la Unión Europea se convierta en líder mundial de energías renovables y ofrecer un trato justo a los consumidores.

La eficiencia eficiencia energética es uno de los aspectos cruciales del esperado paquete legislativo “de invierno” de la Comisión, que establece ahora un objetivo de eficiencia energética de al menos un 30% para el año 2030 y propone nuevas medidas que promuevan:

  • La eficiencia energética en edificios. Plantea objetivos de renovación y requisitos mínimos de rendimiento para edificios existentes y nuevos. Además incorpora disposiciones sobre certificados de rendimiento energético en las inspecciones.
  • El ecodiseño y el etiquetado energético de bienes de consumo eléctricos con la finalidad de mejorar la información facilitada a los consumidores.
  • Sistemas de financiación más eficaces que faciliten el desarrollo de la eficiencia energética. En este sentido, la Comisión establece las bases de una iniciativa de financiación inteligente para edificios inteligentes con el fin de desbloquear el financiamiento privado para la eficiencia energética y las energías renovables.

En concreto, las actualizaciones propuestas por la Comisión para la actual Directiva de Eficiencia Energética son las siguientes:

  • Armonización de los objetivos de eficiencia energética con el marco climático y energético de la UE para 2030.
  • Extensión, más allá de 2020, de la obligación de ahorro de energía que afecta a proveedores y distribuidores de energía, con el fin de que estos alcancen un ahorro del 1,5% de la energía por año, de 2021 a 2030. Esta medida pretende atraer la inversión privada y facilitar la entrada de nuevos actores en el mercado. Los estados miembros podrán cumplir este requisito a través de medidas alternativas que tengan el mismo efecto, como los sistemas de apoyo a la eficiencia energética. De este modo, la Comisión favorece el desarrollo de políticas adaptadas que tengan en cuenta las especifidades nacionales.
  • Mejora de los sistemas de medición y facturación del consumo de energía para los consumidores de calefacción y refrigeración.

La revisión de la legislación sobre eficiencia energética prevé que el ahorro de energía pueda impulsar el crecimiento de la economía de la Unión Europea, la creación de empleo verde y las inversiones.

Más información sobre la propuesta de revisión de la Directiva Europea de Eficiencia Energética en el anexo específico publicado por la Comisión.

 

 

Contenido relacionado