Actualidad | Tuesday 22 October, 2019

Certificación ISO 50001:2018, una herramienta para ahorrar y cumplir el Real Decreto 56/2016

Han transcurrido ya doce meses desde que se publicó la nueva edición de la norma ISO 50001:2018 en español, que cuenta con una estructura de alto nivel para facilitar la integración con otras normas, como la ISO 9001 de calidad y la ISO 14001 de medio ambiente.

Los cuatro principales cambios incorporados en la nueva versión son:

  • Se incorpora la estructura de alto nivel, con un núcleo de texto idéntico y términos y definiciones comunes a las ediciones más recientes de otras normas de sistemas de gestión.
  • La mejora continua se enfatiza, lo que se traduce en la exigencia de incorporar la mejora del comportamiento energético ya en la certificación inicial del sistema.
  • Es necesario comprender la organización y su contexto, así como las necesidades y expectativas de las partes interesadas. La organización debe considerar los riesgos y oportunidades para la toma de decisiones estratégicas respecto a energía.
  • El proceso de planificación energética se amplía, mediante un enfoque estratégico y táctico.

Antes del mes de septiembre de 2021, las empresas certificadas deben adaptar su SGE a la versión de la norma ISO 50001:2018.

En estos momentos apenas faltan doce meses para que se cumplan los cuatro años de la fecha límite que el Real Decreto 56/2016 daba para la realización de la auditoría energética a las grandes empresas en España. En estos cuatro años, son muchas las organizaciones que se han decidido a integrar los requisitos de esta Norma ISO 50001 en su Sistema de Gestión Ambiental como herramienta para organizar la gestión de la energía y dar cumplimiento al Real Decreto 56/2016 a través de la certificación ISO 50001.

 

 

SHARE IT: