Actualidad | jueves 4 febrero, 2021

Mantequerías Arias apuesta por reducir las emisiones indirectas asociadas a su cadena de suministro
  • Mantequerías Arias se ha unido recientemente a la iniciativa internacional Lean & Green, que colabora con las empresas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de su actividad logística.

Si bien no existe ninguna obligación de hacerlo y los requisitos legales derivados de disposiciones como la Ley 11/2018 de reporting no financiero no lo exigen explícitamente, cada vez son más las empresas interesadas en calcular y reportar información relacionada con estas emisiones indirectas de gases de efecto invernadero derivadas de sus actividades de transporte y distribución de materias primas y productos.

En esta línea, Mantequerías Arias trabaja cada vez más por conocer, controlar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero indirectas de alcance 3. De ahí su reciente adhesión a la iniciativa internacional Lean & Green, cuyo objetivo es contribuir a que las empresas reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de las actividades logísticas para alcanzar los objetivos definidos en la Cumbre del Clima en París (COP21) de emisiones neutras en carbono para el año 2050. En España, el órgano impulsor de la iniciativa es AECOC (la Asociación de fabricantes y distribuidores) y actualmente hay más de 30 empresas que ya forman parte.

De la mano de CREARA ENERGY EXPERTS, Mantequerías Arias está llevando a cabo la identificación de posibles medidas de ahorro energético en sus fábricas y está desarrollando un proyecto de cálculo de la huella de carbono ligada a su logística, así como la definición de un plan de acción para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de las actividades de transporte y distribución de las materias primas y productos, de las que es responsable indirectamente.

¿Por qué calcular y reducir la huella de carbono ligada a la logística?

Las empresas están sometidas a una presión cada vez mayor por parte de inversores, legislación y clientes para calcular y reportar sus emisiones de alcance 3 que están relacionadas con su cadena de valor, entre la que destaca la ligada a la logística por la relevancia que tienen las emisiones de gases de efecto invernadero ligadas al transporte.

En el año 2019 se publicó en España la nueva versión de la norma ISO 14064-1 relacionada con el cálculo de huella de carbono de organizaciones. Esto ha supuesto un punto de inflexión en el tratamiento de las emisiones indirectas de alcance 3, puesto que exige a las empresas que evalúen las emisiones indirectas para identificar las significativas y obliga a que se incluyan en su inventario de GEI; lo que se traduce en que las empresas que opten por seguir esta norma para el cálculo no pueden hacer el cálculo sólo de emisiones al alcance 1 y 2.

La CNMV, Comisión Nacional del Mercado de Valores, en su informe sobre la supervisión por la CNMV de los informes financieros anuales y principales áreas de revisión del ejercicio siguiente al Ejercicio 2018, establece la recomendación de diferenciar las emisiones por alcances, haciendo especial hincapié en las emisiones de alcance 3 vinculadas al uso de los productos o servicios que provee la compañía.

Calcular la huella de carbono ligada al transporte y distribución aguas arriba y aguas abajo del proceso propio de una empresa, permite conocer el impacto indirecto que esta tiene en el cambio climático; tomar decisiones que ayudan a minimizar la huella de carbono en la compañía; y, en muchas ocasiones, colaborar activamente con los proveedores de su cadena de valor para poder reducir estas emisiones.

COMPARTIR EN: