Actualidad | Thursday 28 January, 2021

Plazos y cambios a incorporar para adaptarse a la nueva ISO 50001

Como respuesta a la emergencia sanitaria COVID-19, la Asociación Internacional de Facilitadores (IAF) amplió el plazo para que las organizaciones y empresas certificadas bajo la versión de la noma ISO 50001:2011 pudieran completar la migración al nuevo estándar ISO 50001:2018.

La nueva versión de la Norma ISO 50001 está publicada desde septiembre de 2018. Antes del mismo mes del año 2021, todos los certificados debían referirse a esta nueva versión. Con la ampliación, el plazo máximo para llevar a cabo la transición al nuevo estándar es el 20 de febrero de 2022.  

Además de la ampliación del plazo, la IAF anunció otras novedades como la posibilidad de que las empresas realicen de forma remota las auditorías para adaptar los antiguos modelos a los nuevos estándares referenciales, siempre y cuando para el esquema específico todos los requisitos se pueden evaluar de esta manera, incluida la observación de actividades.

Cambios para adaptar un sistema de Gestión de la Energía a la nueva ISO 50001

El esfuerzo que les va a suponer a las empresas con un Sistema de Gestión de la Energía certificado de acuerdo a la Norma ISO 50001 adaptarse a los cambios incorporados en la versión nueva, no va a ser grande siempre y cuando:

  • el Sistema de Gestión de la Energía implantado esté integrado con el propios de calidad y/o medio ambiente
  • haya sido concebido como un sistema robusto y basado en líneas base construidas con algoritmos que se basan en las variables independientes que pueden afectar a sus usos y consumos.

Además de los cambios alineados con la adaptación a la estructura de alto nivel y otras cuestiones ya introducidas en las adaptaciones recientes de las normas ISO 9001 y 14001, los cambios principales relacionados con cuestiones técnicas específicas de la energía se centran en:

  • la identificación de los riesgos y las oportunidades para garantizar que el SGEn alcanza los resultados previstos, previene o reduce efectos indeseados y alcanza la mejora continua del SGEn y del desempeño energético
  • la definición del correspondiente plan de acción para tratar los riesgos y oportunidades referentes al SGE
  • cambios en la revisión energética
  • la planificación para la recopilación de datos de la energía.

Creara forma parte del Comité CTN 216/GT 03 “SISTEMAS DE GESTIÓN ENERGÉTICA” y podemos asesorarte en esta transición para que en vuestra organización tengáis la nueva norma lista antes del plazo final febrero de 2022.

 

SHARE IT: