Noticias | viernes 22 febrero, 2019

Renovables y coche eléctrico para la primera Ley de Cambio Climático en Baleares

El Gobierno Balear ha sido pionero en España en la aprobación de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética con la que se pretende lograr la autosuficiencia energética en las islas, mediante el abandono progresivo de los combustibles fósiles, y aumentar la capacidad para generar, mediante energías renovables, al menos el 70% de la energía final que se consuma en ese territorio en el 2050. Además, esta ley marca una hoja de ruta para conseguir el objetivo intermedio de reducción del 23% del consumo energético y del 40% en las emisiones de CO2  para 2030.

Las medidas planteadas para conseguir estos objetivos se basan en cuatro pilares: energías renovables, movilidad sostenible, eficiencia energética y eliminación de centrales contaminantes.

Movilidad sostenible

  • Para reducir las emisiones del tráfico, se prohíbe la circulación de los vehículos diésel a partir de 2025 y los de gasolina a partir de 2035 en las islas.
  • Se instalarán de aquí a 2025 un total de 1.000 puntos de recarga de coches eléctricos  y se prohibirá la matriculación de nuevos vehículos diésel. Esta prohibición se extenderá a todos los vehículos de combustión para 2035.
  • Las empresas de alquiler de vehículos deberán ir sustituyendo progresivamente sus flotas por vehículos eléctricos, que deberá llegar a ser 100% eléctrica para 2035.
  • Los barcos también deberán ser propulsados con energías renovables. Se ha declarado el mar Balear zona ECA (zona de control de emisiones).

Energías renovables

Los aparcamientos existentes de más de 1.500 m2 y los nuevos mayores a 1000 m2, así como edificios con más de 1.000 m2, nuevos o los que se haga cambio de uso o reforma integral, estarán obligados a instalar energía solar fotovoltaica.

Eficiencia energética

Cierre centrales contaminantes
A partir de 2020, se deberán ir cerrando las centrales térmicas contaminantes. La central de Es Murterar (Mallorca) tiene previsto su cierre para 2020 y las de Mahón, Ibiza y Formentera para 2025.

Para ejecutar todas estas medidas el Instituto Balear de la Energía contará con un millón de euros de presupuesto para el primer año.
Las empresas y particulares podrán ir adaptándose a este nuevo modelo descarbonizado con las ayudas y subvenciones que van saliendo.

Sin categorizar | lunes 26 noviembre, 2018

La directiva europea de energías renovables refuerza la posición del autoconsumo fotovoltaico

El texto definitivo de la Directiva Europea Renovable (REDII),  aprobado recientemente, ratifica las líneas estratégicas para activar la producción y promoción de las energías renovables en los estados de la Unión Europea. A través de esta directiva se establece como objetivo vinculante alcanzar una cuota del 32% en el uso de renovables para el año 2030.

Junto con la anterior directiva en eficiencia energética, la REDII marca los objetivos de energías renovables  para 2030 y 2050. Aparte de establecer el objetivo en el 32%, incluye una cláusula que deja la puerta abierta para revisar al alza este objetivo en 2023, para responder a supuestos de reducción de los costes de producción de energías renovables, del consumo energético global, o si así lo determinan los acuerdos internacionales respecto a la lucha contra el cambio climático.

Apuesta clara por el autoconsumo fotovoltaico

Esta directiva es un espaldarazo legal al derecho al autoconsumo fotovoltaico, por el cual, los ciudadanos europeos pueden “producir, consumir, almacenar y vender el excedente de energía producida”.

Además prohíbe todo tipo de cargos o tasas sobre la energía producida en las instalaciones de autoconsumo solar fotovoltaico y establece el derecho a poder recibir remuneración por la energía generada que se vierte a la red eléctrica.

También exige que los trámites administrativos sean más sencillos, mediante la creación de una ventanilla única y reduciendo los plazos para la tramitación.

Otros aspectos de la directiva europea de energías renovables

Entre otros puntos, esta directiva contempla:

  • Impulso a los biocombustibles avanzados que aprovechen residuos alimentarios.
  • Objetivo del 15% de interconexión eléctrica para 2030 que aumente la posibilidad de exportar la energía producida con fuentes renovables.
  • Aumenta también la ambición para los sectores difusos: transporte, calefacción o refrigeración.
  • Se aumentan los fondos para compensar los cierres de las centrales de carbón.

Esta directiva deberá transponerse antes del 30 de junio de 2021 a la legislación nacional, por tanto, una vez traspuesta a nuestra normativa, no habrá marcha atrás al autoconsumo fotovoltaico. En todo caso, cabe señalar que la reciente Ley de Cambio Climático y Transición Energética propuesta en España es aún más ambiciosa y marca un objetivo del 35%.

Post | lunes 26 noviembre, 2018

Autonomía, criterio prioritario a la hora de comprar un coche eléctrico

La autonomía es una de las principales preocupaciones de los conductores que están pensándose pasarse al coche eléctrico. En el momento de decidir qué modelo adquirir, es importante tener claro las distancias y tipos de desplazamientos que se realizan con mayor frecuencia. En este post tratamos de dar las claves para elegir un modelo que responda a las necesidades de cada usuario y para entender estas cuestiones:

  • ¿por qué la autonomía de los coches eléctricos es, aún a día de hoy, limitada?
  • ¿cómo se calcula la autonomía de los coches eléctricos?
  • ¿cuáles son los coches eléctricos con mayor autonomía del mercado?

Autonomía y consumo de los coches eléctricos

La autonomía es, como decíamos, un factor clave a la hora de adquirir un coche eléctrico. Sin embargo, es previsible que la importancia de este criterio vaya diluyéndose en  los próximos años cuando el promedio de autonomía de los vehículos oscile entre los 600 y 800 kilómetros reales. En otras palabras: ocurrirá lo mismo que sucede ahora con la capacidad del tanque de combustible de los vehículos tradicionales, que es un detalle del vehículo sin mucho peso a la hora de decidir qué modelo se adquiere.

Las baterías de los coches eléctricos se miden en kWh. Esta característica define la cantidad de energía que pueden almacenar. Al igual que en los coches de combustión, no todos los coches eléctricos consumen lo mismo. Existen multitud de variables que influyen en su consumo, entre otros:

  • el peso del vehículo
  • la eficacia del motor
  • el tipo de conducción…

El consumo real del promedio de coches eléctricos del mercado ronda los 15 kWh/100 Km. El  consumo de los Tesla, que es un vehículo más pesado, está entre los 20-21 kWh/100 Km; mientras que los Smart tienen un consumo de unos 13 kWh/100Km.

Cálculo de la autonomía de los coches eléctricos

Hasta el 1 de septiembre de 2018, se utilizaba el protocolo NEDC para determinar la autonomía del vehículo eléctrico. Este protocolo se basaba en unas pruebas de laboratorio realizadas en condiciones muy ventajosas de temperatura, velocidad y otras variables muy poco exigentes y realistas.

A partir de esa fecha entró en vigor el nuevo protocolo de emisiones WLTP que endurece las pruebas que deben pasar los vehículos, de forma que las emisiones y la autonomía de estos se acerca mucho más a la realidad.

La autonomía de los principales coches eléctricos del mercado

Además de analizar la autonomía de un vehículo eléctrico antes de adquirirlo, también es importante valorar cuáles son las velocidades y modos de carga que permite cada modelo. Por ejemplo, el Renault Zoe y el Smart no permiten cargas ultrarrápidas en corriente continua (modo 4), pero sin embargo tienen velocidad de carga en corriente alterna superiores a otros modelos eléctricos.

Por el contrario, el resto de los vehículos permiten la carga modo 3 y 4. Necesitan más tiempo para cargar en corriente alterna (modo 3), pero pueden realizar cargas ultrarrápidas en electrolineras y en otros puntos de acceso público (modo 4).

La autonomía y el detalle de las baterías de los principales vehículos eléctricos se muestran en esta tabla:


Si quieres saber más sobre los tipos y velocidades de recarga de vehículos eléctricos y las variables a tener en cuenta, puedes registrate en el webinar del día 28 de noviembre, aquí.

Sin categorizar | lunes 26 noviembre, 2018

Ayudas locales y autonómicas al coche eléctrico

La movilidad eléctrica empieza a ser una realidad y la demanda de infraestructuras de carga para coche eléctrico es una necesidad que debe ser cubierta rápidamente para poder permitir el desarrollo lógico del vehículo eléctrico.
De forma complementaria a las ayudas estatales, autonomías y entidades locales ponen a su disposición subvenciones y otros mecanismos para dar impulso al coche eléctrico en sus territorios.

Plan estrella
El Cabildo de El Hierro, en Canarias, va a iniciar un ambicioso plan de ayudas a la adquisición de coche eléctrico para particulares y empresas que incluirá también ayudas para la instalación de puntos de recarga.
La cuantía de las ayudas para la adquisición de vehículos alcanzará los 7.000 euros para particulares y 10.000 euros para vehículos industriales.
Los puntos de carga para empresas se subvencionarán hasta un 60% del coste hasta un máximo de 1.200 euros, salvo particulares que llegará hasta un máximo de 700 euros.
En el Cabildo, además de estas ayudas, el coche eléctrico tiene una reducción del 75% del impuesto de circulación y están exentos al Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) a la hora de su compra. Impuesto que también se quiere eliminar en el resto de las Islas.

Para el resto de la Comunidad Canaria, se ha aprobado un presupuesto de 450.000 euros para financiar la instalación de puntos de recarga de coche eléctrico y otros 500.000 euros para la sustitución de vehículos de combustión por coche eléctrico.

El coche eléctrico en otras comunidades

La Agencia Andaluza de la Energía dispone de un programa de incentivos económicos a la movilidad eléctrica con la línea de “Redes inteligentes” con la cual se incentivan instalaciones de recarga y renovación de flotas o vehículos para servicios públicos con ayudas que van desde el 35% al 80%.

El Ente Vasco de la Energía, dispone en su Programa de ayudas 2018, una línea específica para “Transporte y Movilidad Eficiente” que concede 400 euros para la compra de ciclomotores eléctricos, hasta el 20% del coste y, además de 500 euros a 2.000 euros hasta un límite de 40% en instalación de puntos de recarga.

En Murcia, se otorgaron 66.205 millones de euros, como uno de los incentivos dentro de Estrategia Local del Vehículo Eléctrico, para la compra de vehículos eléctricos por medio de financiación por leasing o arrendamiento por renting a particulares y empresas.

A nivel más local, el Ayuntamiento de Alhama, ha aprobado que para 2019, la compra de vehículos no contaminantes vendrá con una reducción del 75% del impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) o más conocido como “impuesto de circulación”.

Las ayudas de la Diputación de Valencia finalizaron el 14 de agosto. Estaba dotada de un presupuesto de 750.000 euros para adquisición de coches eléctricos e instalación de puntos de recarga.

A pesar de que en Asturias las ayudas y subvenciones del Principado para adquisición de coches eléctricos finalizaron su plazo de solicitud en julio, la alcaldesa de Avilés ha manifestado su intención de fomentar el uso del coche eléctrico por medio de bonificaciones o reducción de impuestos como el pago por aparcamiento o el impuesto de vehículos de tracción mecánica.

Desde el 15 de noviembre, particulares, entidades locales y empresas pueden solicitarse en Castilla y León las ayudas para la compra de coche eléctrico y otros vehículos propulsados por energías alternativas, donde la cuantía de la ayuda puede alcanzar los 6.000 euros dependiendo de las características del vehículo. Estas ayudas se suman a la deducción del 15% en la renta del ejercicio que viene que se pretende aprobar próximamente. Puedes ver la convocatoria aquí.

La Rioja ya permite esta deducción fiscal del 15% en la compra de un coche eléctrico con un máximo de 5.000 euros, según la Ley 2/2018, de 30 de enero, de Medidas Fiscales y Administrativas de la Comunidad Autónoma de La Rioja para 2018.

Navarra iba más allá y, además de incentivar la compra de coche eléctrico con un beneficio fiscal en la Declaración de la Renta de 2017 del 30%, incentivaba la instalación de puntos de carga, con deducciones de hasta el 20%. Han creado la campaña #Navarraemisióncero donde además de las deducciones fiscales, ofrece más información sobre el funcionamiento y ventajas de los coches eléctricos. El Ayuntamiento de Tudela, por su parte ofrece 3.000 € para la compra de coches eléctricos y exención de pago por estacionamiento en la zona azul. Consulta sus bases aquí.

El Gobierno de Baleares concedía ayudas hasta el 30 de octubre para la compra de vehículos 100% eléctricos para la prestación de servicios municipales.

En la Comunidad de Madrid ya está disponible la ayuda para la instalación de puntos de recarga de coche eléctrico del plan de ayuda “Emite Cero”, (aún por salir la línea de ayudas para la adquisición de coche eléctrico para particulares, puesto que ya hubo otra ayuda recientemente para a la sustitución de vehículos comerciales.

La comunidad de Castilla la Mancha, por su parte, disponía hasta el 7 de octubre de ayudas de hasta 4.000 euros por punto de carga de coche eléctrico de hasta 40 kW o 8.000 euros para potencias superiores; tanto para entidades locales como para pymes y particulares. La ayuda podía llegar hasta los 16.000 euros por cada punto de carga eléctrico superior a 40 kW si la conexión se hace a paneles fotovoltaicos independientes.

La Junta de Extremadura anuncia que los presupuestos de 2019 recogerán una partida importante para la adquisición de coche eléctrico y la instalación de puntos de carga, que ya viene recogido en la nueva “Estrategia Regional de Impulso para la movilidad eléctrica”, la cual facilitará la existencia de puntos de carga con el objetivo “un coche, un punto” a nivel particular junto con la creación de una red de recarga públicos de 189 estaciones en carretera y 167 estaciones en destino en edificios administrativos o de servicios. A su vez. ambas diputaciones están trabajando en proyectos de fomento del coche eléctrico y la instalación de puntos de carga: Cáceres, con el proyecto “Red Urbansol“; y Badajoz, con el Plan “Movem”.

 

Post | jueves 8 noviembre, 2018

¿Qué departamentos han de participar en la estrategia de despliegue de vehículo eléctrico?

La introducción del vehículo eléctrico se presenta como una gran oportunidad para las empresas. Además de la oportunidad de reducir gastos y emisiones vinculadas al transporte de la empresa, también puede aportar mejoras en la imagen corporativa y en la satisfacción de los propios empleados, proveedores o clientes. No obstante, la transición a la movilidad eléctrica afecta a muchos departamentos de la empresa. Sacar el máximo provecho de todas las oportunidades que ofrece el vehículo eléctrico a la empresa requiere de planificación y coordinación.

Departamentos que participan la estrategia de despliegue de vehículo eléctrico

– El departamento financiero es el encargado de estudiar la inversión o gasto requerido para la migración a una flota de vehículos eléctricos y para la instalación de los puntos de recarga necesarios. Dependiendo del modelo de negocio seleccionado, puede suponer también una vía adicional de ingresos que ayude a alcanzar objetivos.
– Desde el departamento de gestión de instalaciones o “facility, se introducen nuevos procesos de mantenimiento de puntos de recarga, incidencias o incluso la organización de un plan de “coche compartido” para el traslado los empleados de la empresa.
– Los responsables del aprovisionamiento energético deben tener en cuenta el aumento de la demanda eléctrica para aumentar la potencia contratada, en caso de que sea necesario.
– Los encargados de recursos humanos son responsables de dar a conocer los nuevos beneficios y valores en su relación con el empleado, así como de modificar o adoptar aquellas políticas que sean necesarias.
– El departamento de Responsabilidad Social Corporativa debe establecer nuevos objetivos de sostenibilidad y hacer un seguimiento para calcular la reducción de emisiones de la compañía como consecuencia de la implementación del vehículo eléctrico.
– Finalmente, la integración del vehículo eléctrico ofrece la oportunidad de darle mayor visibilidad a la empresa en su compromiso con la sostenibilidad, oportunidad que debe materializar el departamento de marketing y marca para posicionar la organización en un lugar de liderazgo.

En definitiva, para garantizar el éxito en el despliegue de vehículo eléctrico en la empresa es necesario crear una base de consenso entre todos los departamentos implicados y coordinar la comunicación de las políticas del vehículo eléctrico y de los puntos de recarga a los empleados, proveedores y clientes. Esta decisión repercutirá favorable y directamente no solo en la compañía, sino también en sus empleados y clientes.
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –  – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –  
CREARA apoya a la empresa a definir un Plan de Movilidad Eléctrica que aporte la base necesaria para la toma de decisiones y vertebre las acciones de los distintos departamentos.

Si quieres más información sobre cómo realizar un Plan de despliegue de vehículo eléctrico en la empresa puedes ver este vídeo.

Post | martes 6 noviembre, 2018

¿Cómo se fija el precio de un PPA para autoconsumo fotovoltaico?

El concepto de PPA de energía, entendido como un contrato bilateral de compra-venta de energía a largo plazo a un precio determinado, puede ser aplicado a una instalación fotovoltaica de autoconsumo. En estos casos, el generador sería el propietario del activo de fotovoltaica, mientras que el comprador (también llamado “off-taker”) sería el consumidor que ocupa el inmueble sobre cuyo tejado se construye el panel solar. Evidentemente también cabe que el panel  no se sitúe sobre la cubierta del edificio consumidor, pero vamos a dejarlo de lado ya que es un caso menos común.

Al igual que sucede en un PPA al uso, el precio que pacten las dos partes de un contrato PPA para autoconsumo fotovoltaico puede tener cualquier estructura que pueda imaginarse. En este post, revisamos las posibles opciones de fijación de precios para PPAs para autoconsumo fotovoltaico.

Fórmulas de fijación de precios para un PPA de energía para autoconsumo fotovoltaico

– Precio fijo
La opción más evidente es la de fijar un precio fijo por cada kWh generado por la planta fotovoltaica. Esta energía será o bien usada directamente por el consumidor, o bien cedida (o vendida) a la red, en cuyo caso los eventuales ingresos o créditos de consumo serán propiedad del consumidor.

– Precio variable
Pero también sería posible imaginar una estructura en la cual el precio depende de un índice, por ejemplo la cotización del precio del mercado diario de electricidad (llamémoslo “precio OMIE”). Esta opción de cálculo del precio tendría sentido para el consumidor, ya que su coste de la energía variará también con la variación del precio OMIE, si es que tiene un contrato a precio indexado.

La fórmula para indexar el precio del PPA podría ser totalmente variable, o podría tener un elemento fijo, de modo que la exposición a la variación del precio OMIE sea menor. Además, la fórmula de precio podría incluir un descuento fijo (en Euros/kWh) o variable (en porcentaje). De este modo, el consumidor podría conseguir un precio de la energía que esté por debajo del mercado durante unos cuantos años, y después ser propietario de la planta fotovoltaica.

Duración de un contrato de energía PPA para autoconsumo fotovoltaico

Estas dos posibilidades de tipo de precio pueden combinarse con la duración del contrato. Las opciones aquí son:
– un número fijo de años, o si no,
– el tiempo necesario hasta vender una determinada cantidad de energía.

La primera de las opciones pone más presión al generador para asegurar que la planta funciona correctamente, y que si surgen problemas, los resuelve rápidamente, ya que si no es así, generará menos energía de la prevista y sus ingresos disminuirán. Si en cambio elige cerrar el acuerdo hasta que se venda una cantidad determinada de energía, el impacto sobre los ingresos es nulo, ya que aunque tarde muchos días en resolver un problema que pueda surgir, la cantidad de energía que acabe vendiendo será la misma. No obstante, sí que tendría un impacto sobre la rentabilidad (medida como valor en el tiempo) ya que tardaría más tiempo en generar la cantidad de ingresos esperada.

Opciones para la transferencia del activo de fotovoltaica

El último elemento a tener en cuenta a la hora de diseñar el precio en un contrato de este tipo sería la de la transferencia del activo. El generador puede traspasar la planta fotovoltaica al consumidor al final de un determinado periodo. O por el contrario, podría plantear la inversión como una planta fotovoltaica que siempre venderá la energía al consumidor del inmueble bajo el que está construida. En este caso, el generador asume más riesgo, como cualquier inversión a largo plazo, pero quizá podrá ofrecer un mejor precio a su cliente por la energía generada, ya que puede esperar más años de actividad siendo propietario del activo.

No se puede decir qué combinación de los elementos descritos es la ideal. Dependerá de cada caso y de los objetivos de cada generador y cada consumidor.


Si te interesa este contenido, puedes ver el vídeo de este webinar.

Sin categorizar | viernes 2 noviembre, 2018

Todo lo que necesitas saber acerca de las ayudas a la eficiencia energética y renovables para empresas de Castilla y León

La Junta de Castilla y León publicó el 25 de julio las bases reguladoras para las ayudas para la mejora de la eficiencia energética y la promoción de las energías renovables en el sector empresarial de su comunidad. PYMES y grandes empresas castellano leonesas pueden beneficiarse de ayudas de hasta un 75% del coste para la implantación de Sistemas de Gestión Energética, y hasta un 60% para actuaciones de energía solar, entre otras partidas subvencionables en esta convocatoria.

Actuaciones subvencionables
En materia de ahorro y eficiencia energética se podrán recibir ayudas para las siguientes líneas de actuación:
– Sustitución de equipos consumidores de energía por otros más eficientes.
– Sustitución y/o instalación de sistemas de control de variables energéticas.
– Recuperación de efluentes energéticos.
– Implantación de Sistemas de Gestión Energética, basados bajo la Norma ISO 50001.

Para el fomento de las energías renovables se podrán financiar:
– Sistemas para calentamiento de aire o fluidos mediante captadores y mejoras en instalaciones existentes para el uso de energía solar térmica.
– Instalaciones de energía solar fotovoltaica.
– Instalaciones térmicas mediante biomasa.
– Instalaciones de generación y consumo de biogás.
– Instalaciones para aprovechamiento mediante de aguas termales procedentes de yacimientos geotérmicos e instalaciones de producción de energía térmica para climatización utilizando bombas de calor geotérmicas.

Beneficiarios
Podrán optar a estas ayudas las PYMES y grandes empresas de Castilla y León, así como autónomos o los agricultores y ganaderos titulares de explotaciones agrarias o cotitulares de explotaciones de titularidad comparativa inscritas en el REACYL que no tengan la condición de sociedades de cualquier tipo o cooperativas.

Cuantía de las ayudas
La subvención cubrirá para las actuaciones de eficiencia energética entre el 15% y el 40% del coste subvencionable, excepto en el caso de la implantación de Sistemas de Gestión Energética, para los que puede llegar a cubrir hasta el 75%.
Para las actuaciones de energía solar, la cuantía recibida sería del 25% al 60%; del 20% al 45% para instalaciones de biogas y biomasa; y entre 250 y 600 €/kW Pter bomba para instalaciones de geotermia.

Solicitud de las ayudas
Las ayudas ya pueden solicitarse de forma telemática mediante las aplicaciones electrónicas “SUBAESICYL” o “SUBAESECYL”. El límite de solicitud es hasta el 30 de noviembre para las ayudas de energías renovables y el 4 de diciembre de 2018 para la línea de eficiencia energética.
Puedes descargarte aquí el extracto de la convocatoria eficiencia energética y, el extracto de la convocatoria de energías renovables, aquí.

CTA_ayudas eficiencia energética y fotovoltaica

Sin categorizar | martes 30 octubre, 2018

Lo que sabemos del próximo plan de ayudas al coche eléctrico y puntos de carga

Los planes anteriores, Plan Movea, impulsado en octubre de 2017 por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad en el que se dotaban con 14,26 millones de euros para la compra de vehículos alternativos y el Plan Movalt, aprobado en noviembre de 2017 por el entonces Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, que se centró especialmente en el impulso del coche eléctrico en España, se acabaron en 24 horas.

Este último plan distribuyó 50 millones de euros en 3 líneas de ayudas: 20 millones para la compra del coche eléctrico, 15 millones para la instalación de puntos de recarga y otros 15 millones para una tercera línea de apoyo a la I+D+i de la movilidad eléctrica.

Nuevos incentivos al coche eléctrico

En 2018, el Gobierno lleva meses preparando un plan con objeto de incentivar la compra de vehículos alternativos en España. Este nuevo plan se llamará Plan VEA (vehículos con energías alternativas) y estaba previsto que saliera en julio, sin embargo “la tardanza en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 y el bajo grado de ejecución presupuestaria en el ámbito de la industria hasta junio han provocado este retraso”, según comunicaba en agosto el propio Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. realizando un trabajo conjunto por parte de los dos ministerios, Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, .

El presupuesto de 66,6 millones de euros fue aprobado en los Presupuestos Generales del Estado 2018.
El alcance de este plan incluía inicialmente ayudas para:

– VEA Vehículos: 50 millones, gestionados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), para adquisición de coche eléctrico y vehículos con combustibles alternativos (GLP, GNC)
– VEA Infraestructuras: 16,6 millones, gestionados por el Ministerio de Industria, para creación de la infraestructura para la recarga de los coches eléctricos

Desde el IDAE, se está terminando de elaborar la orden de las bases reguladoras y se ha comunicado que se lanzará a comienzos de 2019 y que la totalidad presupuestaria- los 66,6 millones de euros- se ha unificado por petición de la Asociación para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), y será distribuida a través de las comunidades autónomas, con cierta flexibilidad a la hora de repartir la ayuda entre las distintas tecnologías disponibles.

El nuevo plan VEA estará formado por cuatro líneas diferentes:
– Adquisición de vehículos alternativos, dando mayor peso al coche eléctrico e híbrido
– Instalación de puntos de recarga de coche eléctrico
– Fomento de servicios de bicicleta compartida
– Promoción de la movilidad sostenible en la empresa

Ventas del coche eléctrico

Gracias a estos planes de impulso al vehículo eléctrico ya es posible ver avances en el mercado del coche eléctrico en España. Las matriculaciones de coche eléctrico hasta septiembre superan las ventas de todo el año 2017.
De hecho, en septiembre se han matriculado 1.589 vehículos eléctricos puros (BEV) y 368 híbridos enchufables (PHEV), por lo que en lo que llevamos de año sumarían un total de 10.248 eléctricos puros y 3.942 híbridos, según mantiene AEDIVE, lo que supone un crecimiento del  75% y un 87% respectivamente, con respecto a septiembre de 2017.

Sin categorizar | lunes 22 octubre, 2018

Ayudas para instalación de puntos de recarga para coches eléctricos en comunidades de propietarios madrileñas

La Comunidad de Madrid destina 1.500.000 euros en ayudas para la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos, en las modalidades de recarga convencional, semi rápida, rápida y ultra rápida. Las comunidades de propietarios pueden ser beneficiarias de estas ayudas. Esta ayuda está abierta también a particulares, empresas y entidades públicas o locales. Como se concederán por orden de solicitud y hasta que se agoten los fondos, recomendamos a las comunidades interesadas que vayan preparando ya la documentación y celebrando las reuniones  para obtener el acuerdo de propietarios que requiere la convocatoria.

Objeto y cuantía de la ayuda
Estas ayudas cubrirían el 50% de la inversión para:
– la instalación del punto de carga para vehículos eléctricos
– la preinstalación eléctrica para la recarga que incluya una conducción principal por zonas comunitarias en el caso de aparcamientos o establecimientos colectivos, de modo que se posibilite la realización de derivaciones hasta los puntos de recarga situados en las plazas de aparcamiento.
Se establece un límite máximo de 50.000 euros por proyecto y 100.000 euros por beneficiario.

Plazos
El plazo de solicitud comenzó el 22 de octubre y finaliza el 13 de noviembre de 2018.

Las solicitudes se tramitarán y resolverán por su orden de presentación hasta el agotamiento de los fondos, y el pago se realizará una vez justificada la realización de la inversión.

Documentación para solicitar las ayudas
La solicitud de esta ayuda deberá ir acompañada, del acta en la que conste el acuerdo de la comunidad para realizar la instalación adoptado con el quórum legalmente requerido, entre otra documentación.

Fuente: Comunidad de Madrid.

Sin categorizar | jueves 18 octubre, 2018

[Última hora] Nueva normativa de autoconsumo fotovoltaico

El Congreso de los Diputados ha refrendado hace apenas unas horas el Real Decreto-Ley de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores que deroga el impuesto que hasta ahora se ha aplicado a los autoconsumidores por la energía generada y consumida en su propia instalación.

A continuación, hacemos un resumen de las medidas más relevantes de la ley:
– Se reconoce el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin peajes ni cargos.
– Se establecen y definen los términos autoconsumo con excedentes y autoconsumo sin excedentes.
– Se reconoce el derecho al autoconsumo compartido para instalaciones próximas.
– Quedan exentas de inscribirse las instalaciones de menos de 100 kW en el PRETOR (registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica).
– Se crea el registro administrativo de autoconsumo de energía eléctrica para el seguimiento de la actividad económica y para verificar el cumplimiento de los objetivos de energía europeos. Será una plataforma telemática, a título declarativo y de acceso gratuito.
– No tendrán que pedir permiso de acceso a la red y conexión para generación las instalaciones de autoconsumo sin excedentes -siempre y cuando el consumidor asociado ya tenga permiso de acceso y conexión para consumo- o para instalaciones de potencia menor de 15 KW en suelo urbanizado que no estén dadas de alta en el correspondiente registro de instalaciones de producción.

Fuente: UNEF

Post | miércoles 17 octubre, 2018

¿Qué tareas de gestión energética implica hacer uso de un sistema de monitorización?

La gestión energética, a través de un sistema de monitorización, nos permite optimizar los procesos que impliquen consumos energéticos en nuestras instalaciones. Un sistema de monitorización permite llevar a cabo varias tareas de gestión energética que desglosamos en este post.

Acciones de la gestión energética facilitadas por un sistema de monitorización

Las principales tareas de gestión energética que implica hacer uso de un sistema de monitorización son las siguientes:
1. Identificar nuestros usos y consumos energéticos, así como las variables que tienen un impacto significativo sobre el desempeño energético de nuestras instalaciones.
2. Definir unas alarmas, que nos permita conocer cuando un dato se desvía de nuestros límites como, por ejemplo, cuando existe un exceso de potencia o una penalización económica por reactiva.
3. Analizar los consumos energéticos, de manera que estos análisis nos permitan buscar mejoras de eficiencia energética en nuestros procesos.
4. Definir líneas de base de la energía, que nos permitan determinar la mejora del desempeño energético de nuestras instalaciones a través de un consumo esperado de referencia.
5. Identificar oportunidades de ahorro energético, para su posterior seguimiento y análisis en el sistema cuando se implantan medidas de ahorro energético.
6. Evaluar la eficiencia energética, a través del análisis de las desviaciones entre el consumo real y esperado y de los rendimientos de los KPIs (Key Performance Indicator).
7. Realizar un seguimiento periódico de los consumos reales y esperados, los KPIs, las alarmas y los ahorros energéticos conseguidos tras la implantación de medidas de ahorro energético.

Como podemos observar, las tareas de la gestión energética a través de un sistema de monitorización no sólo se limitan a obtener el dato y representarlo gráficamente. Para mejorar el comportamiento energético de nuestras instalaciones debemos profundizar más en la gestión de la energía de las mismas.

Importancia del gestor energético
Para llevar a cabo dichas tareas, debe haber una persona responsable del control y seguimiento de dichos procesos. Esta labor queda en manos del gestor energético.

La figura del gestor energético nace de la premisa de que, para poder ahorrar energía, hay que comenzar por identificar: qué consumimos, cómo consumimos, cuánto consumimos, dónde consumimos, quiénes son los principales consumidores…No obstante, no sólo sirve con conocer el dato.

Para gestionar la energía, un sistema de monitorización es una herramienta muy útil, ya que nos facilita el análisis de todas estas tareas. Mediante un sistema de monitorización, el gestor energético dispone de la demanda energética de sus suministros y de los parámetros energéticos establecidos en todo momento.


Si quieres conocer más sobre la experiencia de Creara en la telegestión en empresas multipunto puedes ver este vídeo.


Si te interesa este contenido, quizá te interesen estos otros artículos:

Post | martes 16 octubre, 2018

Las 3 barreras que rompe el RD Ley 15/18 para impulsar el autoconsumo solar fotovoltaico

Repasamos en este post las tres grandes mejoras del RD Ley 15/2018 en materia de autoconsumo solar fotovoltaico: elimina el “impuesto al sol”, reduce al mínimo los trámites administrativos y aumenta la capacidad de autoconsumir.

Eliminando barreras al autoconsumo solar fotovoltaico

En los últimos años, las empresas del sector fotovoltaico en España hemos alzado la voz para protestar por una regulación que ponía puertas al campo del autoconsumo solar fotovoltaico.

El foco mediático ha estado siempre en el famoso “impuesto al sol”, los peajes impuestos a la generación fotovoltaica destinada a autoconsumir. Realmente, dichos peajes no afectaban a instalaciones domésticas y, desde el punto de vista financiero su efecto era limitado: simplemente retrasaba en unos meses la amortización de la instalación solar. Había otros dos grandes problemas, desde mi punto de vista, mucho mayores para un desarrollo masivo del autoconsumo solar: los trámites para poder “legalizar” una instalación solar y las limitaciones al tamaño o la multipropiedad de la instalación.

Se trataba de tres puertas al campo del autoconsumo que jibarizaban su potencial: el impuesto al sol lo hacía más caro, los trámites administrativos complicaban hasta el extremo su puesta en marcha, y las limitaciones impostadas de tamaño o titularidad minimizaban su impacto.

Repasemos cómo el RD Ley 15/18 supera dichas barreras:

1. Fin del impuesto al sol
La energía autoconsumida de fuentes renovables estará exenta de todo tipo de cargos y peajes. Además, se abre la posibilidad de compensar la energía renovable excedentaria con la deficitaria, esto es, un balance neto para instalaciones hasta 100 kW.

2. Simplificación administrativa y técnica
Esta simplificación facilitará enormemente las instalaciones, ya que para aquéllas sin excedentes hasta 100 kW de potencia, no tendremos que tramitar nada con la Distribuidora. Bastará con sacar la pertinente licencia de obras y presentar el boletín del instalador autorizado en Industria para su legalización. Otras simplificaciones a resaltar recogidas en el texto:

– No necesitan obtener permisos de acceso y conexión las instalaciones hasta 15 kW de potencia ubicadas en suelo urbanizado, aunque se trate de autoconsumo con excedentes.
– Se elimina la obligación de darse de alta en el Registro de Autoconsumo para instalaciones hasta 100 kW.
– Se elimina la obligación de colocar nuevos contadores

3. Eliminación de limitaciones al tamaño y la propiedad
La regulación anterior buscaba minimizar el porcentaje de autoconsumo que podía lograr un consumidor, fundamentalmente mediante dos trabas que ahora se superan:

– Autoconsumo compartido: Al permitirse el autoconsumo compartido, se pueden generar eficiencias de escala en grupos de consumidores, especialmente comunidades de vecinos, lo que redunda en mayores tasas de autoconsumo con menor inversión. – Límite de potencia contratada: La anterior regulación fijaba un tope para la potencia instalada de autoconsumo: la potencia contratada. Teniendo en cuenta que la eficiencia máxima de una instalación fotovoltaica es aproximadamente del 75% (y sólo se alcanza a mediodía en verano), con esta limitación perdíamos potencial de autogenerar un mayor porcentaje de la energía que consumimos.

La consecuencia de eliminar estas tres barreras es clara: hoy un consumidor puede cubrir un porcentaje mayor de su consumo con una instalación fotovoltaica, a un menor coste. Y todo, mucho más rápido. Bueno para su bolsillo, para el planeta, y para las empresas que nos dedicamos a esto, que así podremos crecer y generar más riqueza.


Si quieres conocer más sobre la rentabilidad de las plantas fotovoltaicas para autoconsumo puedes ver el vídeo del siguiente webinar:

Post | martes 16 octubre, 2018

Tipos de recarga del coche eléctrico

La venta de vehículos eléctricos en España ha sufrido un crecimiento significativo en los últimos meses, tendencia que se espera que aumente a corto-medio plazo. Por ello, a la hora de comprar un coche eléctrico, es fundamental tener en cuenta uno de sus puntos críticos: la carga.

Actualmente se consideran tres tipos de recarga del coche eléctrico, diferenciadas entre sí por:

  • La potencia e intensidad demandada y, por consiguiente, el tiempo de recarga que proporcionan.
  • La cantidad de información que intercambia con el vehículo.
  • El conector físico que utilice el vehículo.

A continuación, se muestran los cinco tipos de carga en función de los tres aspectos comentados (el cálculo del tiempo de carga se realiza en base a la capacidad media del coche eléctrico más habitual en el mercado, 30 kWh):

Cinco tipos de carga del coche eléctrico

Carga lenta o doméstica

La aplicación general de este tipo de carga es en el ámbito doméstico, por lo que generalmente se utiliza una toma SAVE (Sistema de Alimentación del Vehículo Eléctrico) que permite cargar el coche eléctrico en monofásica a 230V y con una intensidad de 16A. En este caso, la potencia demandada por el vehículo es de 3,7 kW, por lo que el tiempo de carga del vehículo es de 8 horas. Este modo de carga equivale al tipo de carga 3.

En caso de no utilizar una toma SAVE, es posible cargar el vehículo a través de una toma Schuko. Dado que la carga lenta tiene una duración media de 8 horas, cargar el vehículo en una vivienda mediante una toma que no sea dedicada para el vehículo eléctrico, puede causar sobrecalentamientos del circuito. Para ello, los fabricantes suministran un cable con el que conectarse a la toma Schuko que incorpora una caja de control con las protecciones necesarias que limitan la intensidad a 10 A. En este caso, como la intensidad del circuito es menor, el tiempo de carga del vehículo es algo mayor. Este modo de carga equivale al tipo de carga 2.

La carga lenta se realiza siempre con corriente alterna, y suele utilizarse en el ámbito doméstico, en zonas de trabajo y lugares donde vayas a permanecer durante un periodo de tiempo elevado.

Carga semi rápida

Este tipo de carga utiliza una toma SAVE y puede trabajar con corriente alterna tanto monofásica como trifásica. En el caso de corriente monofásica a 230V y 32A, la potencia demandada por el vehículo es de 7,4 kW, por lo que el tiempo necesario para cargar el vehículo completamente sería de unas 4 horas. Este tipo permite realizar una carga de forma más rápida que con la carga lenta sin necesidad de una instalación trifásica.

En cuanto a la carga semi-rápida con corriente trifásica, las intensidades habituales son de 16 A a 400 V (demandando una potencia de 11 kW) y de 32 A a 400 V (con una potencia demandada por el vehículo de 22 kW). En el caso de los 16 A, el tiempo de carga sería de aproximadamente 3 horas. Si la corriente utilizada es de 32 A, el tiempo de carga se reduciría a menos de una hora y media. Aunque los tiempos de carga son menores utilizando corriente trifásica en lugar de monofásica, la inversión asociada a la instalación es mayor.

En la carga semi-rápida, el grado de comunicación con la red es elevado. Además, dispone de un sistema de alimentación específico para el vehículo que integra el CP (control pilot) y el PP (proximity plug) para verificar la correcta conexión del vehículo al punto de carga.

Este modo de carga equivale al tipo de carga 3 y se utiliza generalmente en supermercados, oficinas, empresas de flotas de vehículo o que utilizan vehículos de empresa para su desplazamiento, parkings, centros comerciales…

Carga rápida

Este tipo de carga utiliza corriente continua y debe disponer de un conector ChaDeMo o CSS Combo. En la carga rápida es posible trabajar con corriente hasta 400 A. Por lo general, la carga rápida demanda 50 kW, permitiendo una carga en algo más de  media hora.

Carga super rápida

Este tipo de carga demanda el doble de potencia que la carga rápida, lo que supone una importante reducción de tiempo de carga. En la actualidad lo utilizan vehículos como los Tesla.

Carga ultra rápida

Más que una realidad, este tipo de carga se encuentra aún en fase experimental. Este tipo de carga está pensada para coches eléctricos con acumuladores del tipo supercondensadores, como puede ser el caso de algunos autobuses eléctricos. La potencia de carga se eleva hasta 130-150 kW.

Por último, es clave destacar la importancia del OCPP (Open Charge Point Protocol). El OCPP es un protocolo que permite adaptar cualquier software a las características específicas de un punto de carga. El hecho de que todas las estaciones se comuniquen mediante este protocolo permite que los diferentes proveedores de softwares desarrollen su plataforma con este lenguaje. Permite que cualquier estación de carga de coche eléctrico y los sistemas centrales de gestión de distintos proveedores se comuniquen entre ellos.


Si quieres saber más sobre los tipos y velocidades de recarga y las variables a tener en cuenta, puedes registarte al webinar gratuito del día 28 de noviembre, aquí.

Post | lunes 15 octubre, 2018

8 funcionalidades que debería tener el software de telemedida de tu empresa

La telemedida energética consiste en realizar mediciones del consumo eléctrico en remoto desde el contador en cabecera. Todos los parámetros que registra el medidor de consumo son leídos, analizados y exportados a una plataforma a la que el usuario puede acceder desde su ordenador.
A día de hoy existen en el mercado varias soluciones de telemedida con su correspondiente software de respaldo. Desde nuestra experiencia como empresa proveedora de servicios de monitorización y telemedida, recomendamos a las empresas que elijan una solución cloud, disponible desde cualquier lugar a través de internet, y con una interfaz intuitiva y de fácil manejo.

Además, el software de telemedida ideal debería incorporar, al menos, las siguientes funcionalidades básicas:

1. Informes de consumo de energía. Permiten disponer de la información sobre la curva de consumo, la potencia demandada, la energía activa, la energía reactiva y las emisiones de CO2. Pueden ser anuales o mensuales.
2. Gráficas comparativas por periodos, suministros e indicadores con diferente nivel de detalle (año, mes, semana, días, etc.)
3. Sistema de alarmas de consumo de energía activa, reactiva y potencia demandada.
4. Panel de indicadores o KPIs configurables.
5. Herramienta de exportación de gráficos a Excel / PDF, útiles para informar a la comercializadora de los datos telemedidos en caso de haber diferencias.
6. Simulador de facturas eléctricas, lo que permite conocer con antelación el gasto energético y realizar previsiones de tesorería. Así como comparar con la emitida y poder ver posibles errores reclamables.
7. Control centralizado de los consumos de energía en instalaciones multipunto.
8. Control horarios de apertura y cierre de las instalaciones, lo que facilita la identificación de consumos fantasmas por stand by.

¿Quieres conocer el servicio de Telemedida que ofrece Creara?
Amplía información y contáctanos AQUÍ

Post | lunes 8 octubre, 2018

¿Qué necesita un sistema de climatización para su gestión centralizada?

Bajo nuestra experiencia, no siempre es necesario recurrir a la telemedida para el control y monitorización de los consumos energéticos a distancia. Por ejemplo, en empresas multipunto – aquellas cuyo consumo energético total está repartido en múltiples localizaciones-, hay ocasiones en las que es más efectivo implementar directamente medidas de control centralizado de sus instalaciones. En estos casos, la telegestión o control centralizado permite controlar y gestionar instalaciones a distancia en tiempo real, a partir de sensores y actuadores. Aplicada a los sistemas de climatización, la telegestión ofrece muchas ventajas, sobre todo en el caso de instalaciones centralizadas. ¿Qué elementos son clave para hacer posible la gestión centralizada en estos casos?

Controlador: el cerebro de la telegestión

La pieza fundamental de cualquier sistema de control centralizado es el controlador, que funciona como “cerebro” de la telegestión. Este controlador se instala en el cuadro general del establecimiento y conectará eléctricamente los circuitos eléctricos que controlan el encendido/apagado de la iluminación, equipos ofimáticos, vending, etc. Todas estas funciones podrán gestionarse, a través del controlador, de manera remota una vez establecida la conexión.

Gestión centralizada de los sistemas de climatización en empresas multipunto

Para actuar sobre los distintos parámetros de los que depende el funcionamiento de la climatización (modo frío/calor, horarios de funcionamiento, consignas de temperatura, etc.) habrá que comunicar los equipos de producción con el controlador. Para ello hay que recurrir a una pasarela de comunicación que “traduzca” el lenguaje de los equipos de climatización a uno que entienda el controlador (M-Bus, Modbus, BACNet, LonWorks, etc).

Cada fabricante de climatización utiliza un “lenguaje” diferente, por lo que será necesario estudiar en cada caso particular la manera correcta de comunicar controlador y equipo de producción.

Por norma general, este tipo de control encaja si la instalación de los sistemas de climatización es centralizada (enfriadoras, VRF, etc.), mientras que en instalaciones atomizadas (equipos autónomos, splits, etc.) resulta mucho más complicado.

Si quieres conocer más sobre la experiencia de Creara en la telegestión en empresas multipunto puedes ver este vídeo.

Si te interesa este contenido, quizá te interese este otro artículo:

Gestión energética centralizada versus monitorización y telemedida

Sin categorizar | lunes 8 octubre, 2018

Se elimina la figura del gestor de cargas de coche eléctrico

El nuevo Decreto de Medidas Urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, aprobado el viernes 5 de octubre por el Consejo de Ministros, aunque aún pendiente de convalidarse en el Congreso de los Diputados, incluye en su capítulo dedicado a la movilidad sostenible, la liberalización de la figura del gestor de cargas.  Ya el plan MOVALT en 2017 (Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa), además de la dotación económica destinada a la adquisición de vehículos de propulsión con energías alternativas y para la instalación de infraestructuras de carga para coche eléctrico, abordaba la flexibilización de la figura del gestor de cargas.

La figura del gestor de cargas, hasta este momento venía regulada por el Real Decreto 647/2011. Esta figura se ha demostrado que era muy rígida y exigente, lo que estaba desincentivando la actividad. Sin embargo, con objeto de simplificar y hacer más accesible la recarga y fomentar el despliegue de puntos de recarga en hoteles, aparcamientos y centros comerciales; el Ministerio de Transición Energética ha conseguido finalmente eliminar las trabas legales para permitir generalizar el uso del coche eléctrico.

Eliminación de la figura del gestor de cargas de coche eléctrico

Una de las mayores dificultades para la instalación de infraestructuras de recarga de coche eléctrico para las empresas de los sectores servicios y hotelero, es la necesidad de que sus estatutos tengan que recoger como objeto social la realización de la actividad de gestor de cargas. Con esta modificación, esta barrera queda eliminada. De esta forma, cualquier empresa (hoteles, aparcamientos, centros comerciales, aparcamientos de empresas, etc.) o autónomo puede instalar puntos de recarga en sus instalaciones y ofrecer este servicio, aunque en todo caso deberá cumplir con la normativa de seguridad industrial correspondiente

En el nuevo Real Decreto-Ley aparecen también estos puntos:
– El servicio de recarga tiene como principal objetivo la entrega de energía, ya sea de forma gratuita o cobrada. Y se deberá hacer con las condiciones más económica y eficiente para el usuario y para el sistema eléctrico.
– Cualquier consumidor puede ejercer dicho servicio debiendo cumplir unos requisitos como es el registro de las instalaciones de recarga en un listado gestionado por cada comunidad autónoma y el envío de la información que se especifique desde el Ministerio.
– Se puede ejercer la prestación del servicio de recarga para una o varias ubicaciones directamente o a través de un tercero mediante acuerdos de interoperabilidad.

Con esta modificación, se simplifican además los trámites administrativos al eliminar las obligaciones de remisión anual de información a la Administración. Y, por otro lado, permite contratar estos servicios a una empresa especializada para llevar a cabo la gestión. Del mismo modo que ocurre con las estaciones de servicio para la adquisición de carburantes, se creará una red de gestores de carga del coche eléctrico, pública y georreferenciada, para que los usuarios dispongan de la información y puedan encontrarlos fácilmente.

Para saber más sobre el coche eléctrico y los puntos de carga pincha aquí.

Si te interesa este contenido, quizá te interesen estos otros artículos:
Consideraciones técnicas en un punto de recarga para vehículo eléctrico
¿Qué tiene dentro un punto de carga para coche eléctrico?
Tipos de recarga del coche eléctrico

Post | viernes 5 octubre, 2018

Gestión energética centralizada versus monitorización y telemedida

En la actualidad, la gestión de la energía es un reto en las empresas que tienen múltiples instalaciones. Controlar que la energía se consuma de manera adecuada es cada vez más una preocupación en este tipo de organizaciones, y más cuando los precios de la energía son elevados.

Para solventar dicha situación, en los últimos años han aparecido multitud de herramientas y plataformas para medir los consumos de energía en dichas instalaciones, tanto para medir en cabecera, como para medir los sistemas “aguas abajo” del contador. Se puede medir todos, o casi todos, los consumos energéticos de una tienda, una sucursal bancaria o una clínica dental. Sin embargo, la medición no es barata. Además del coste de implantación de los equipos, los costes mensuales relativos al mantenimiento y a la comunicación de dicha infraestructura de medición, es necesario disponer del recurso humano técnico que analice las mediciones y curvas de consumo que genera dicha infraestructura de medición desplegada.

De dicho análisis, el gestor energético deberá definir qué medidas de ahorro energético son las más interesantes para llevar a cabo.

En Creara nos hemos encontrado muchos casos en los que el usuario ha instalado muchos equipos de medición con un esfuerzo económico importante pero luego no da uso a la herramienta y no es capaz de detectar las medidas de ahorro que pueden aplicarse en la instalación. En consecuencia, el retorno de la inversión es dudoso.
En este tipo de casos de organizaciones multipunto sin instalaciones complejas -sector comercial, franquicias, financiero, supermercados…-, donde los consumos por instalación no son muy grandes, es mejor desarrollar sistemas de gestión centralizados. De esta manera se evita el paso de medir para actuar y se pasa a actuar directamente. Por supuesto, otra opción será buscar soluciones de telemedida con costes muy reducidos, pero de nuevo no actuaremos, sino que necesitaremos luego interpretar esas lecturas para detectar medidas de ahorro.

Los principales sistemas donde actuar serán la iluminación con sistemas de encendido y apagado programado y centralizado; la climatización, regulando la temperatura consigna y el encendido y apagado de máquinas; y quizá la línea de fuerza para otros sistemas específicos. Evidentemente, será necesario que tanto los equipos de estos sistemas, como la instalación eléctrica, cumplan los requisitos necesarios para poder telegestionar a distancia y actuar sobre dichos equipos.

Las ventajas más evidentes de este tipo de sistemas son:
a) llegar directamente al ahorro derivado de apagar climatizadoras encendidas fuera de horas de uso de la instalación;
b) regular las temperaturas con el consiguiente aumento del confort;
c) homogeneizar los criterios de operación de las instalaciones;
d) evitar el coste de analizar la curva de los equipos de medida.

En definitiva, para instalaciones multipunto que no presenten una gran complejidad, pero donde la gestión energética es un reto, es preferible actuar directamente en lugar de medir para posteriormente actuar. Cada organización tiene sus propias necesidades, pero analizar bien qué es necesario antes de instalar equipos de medida de manera masiva es imprescindible para no gastar dinero sin un retorno seguro.

Si quieres saber más, puedes ver el siguiente webinar.

Si te interesa este contenido, quizá te interese este otro artículo:
¿Qué necesita un sistema de climatización para su gestión centralizada?
¿Qué tareas de gestión energética implica hacer uso de un sistema de monitorización?

Sin categorizar | lunes 1 octubre, 2018

Tres millones y medio de euros de ayudas para impulso del coche eléctrico en la Comunidad de Madrid

Con el Plan de ayudas “Emite Cero”, la Comunidad de Madrid destinará 3,5 millones de euros para el fomento del coches no contaminantes y el desarrollo de la infraestructura de recarga para coche eléctrico.

El parque de vehículos de la región madrileña tiene una penetración de coche eléctrico e híbrido aún bastante reducida, de tan solo el 2%, por lo que es necesario avanzar hacia una movilidad sostenible con la “implantación de vehículos cada vez con menos emisiones”, según afirma el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio Carlos Izquierdo. El objeto de este plan es la mejora de la calidad del aire y la lucha contra el Cambio Climático, tal y como se ha planteado como uno de los retos recogidos en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordados con la ONU.

Esta preocupación por la calidad del aire hace que las ciudades con mayores problemas de contaminación estén tomando medidas al respecto, como el nuevo “Protocolo de actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno “, que entrará en vigor el 8 de octubre en la ciudad de Madrid.

Fomento al coche eléctrico

A la espera de que entre en vigor, el plan de movilidad urbana sostenible, destinará dos millones de euros a la adquisición de  coche eléctrico y otros vehículos con etiquetas ecológicas “Cero” y “ECO”. El otro millón y medio restante se empleará en la instalación de puntos de recarga de coche eléctrico, tanto en edificios públicos y privados, así como en comunidades de propietarios.

Las ayudas al punto de carga de este plan de “Emite Cero” pueden solicitarse desde el 22 de octubre y aún falta por salir las de adquisición de vehículos. Además, la Comunidad de Madrid también tiene abiertas otras dos líneas de ayudas a la compra de coche eléctrico para vehículos comerciales y taxis, que pueden alcanzar los 10.000 euros por vehículo. Si quieres ver más sobre estas ayudas, haz clic aquí.

Mientras terminan de salir las ayudas estatales del Plan VEA, habrá que estar atentos a las ayudas autonómicas y locales.

Post | lunes 1 octubre, 2018

5 pasos necesarios para el despliegue del coche eléctrico en la empresa

La apuesta por la movilidad eléctrica responde a una tendencia dentro del objetivo global de reducción de emisiones para 2020. En España, el sector transporte es responsable de un 27% de estas emisiones, lo que supone una proporción importante de la huella de carbono de cualquier actividad económico-productiva. Para reducir las emisiones relacionadas con la logística y la movilidad, las empresas pueden definir un plan de electrificación de su flota de vehículos.

La integración exitosa del vehículo eléctrico pasa, necesariamente, por una planificación holística en la que se involucre a toda la organización. Al afectar a muchos de los departamentos de la organización (financiero, administrativo, dirección estratégica, recursos humanos, energía, marketing, RSC, medio ambiente, etc. ) requiere de cierta coordinación y consenso interno.

El desarrollo de un plan de movilidad que integre los vehículos eléctricos y los correspondientes puntos de recarga, ya sea para las actividades de la empresa o para ampliar su gama de servicios a terceros, precisa una aproximación global, preferiblemente bajo asesoramiento técnico, estratégico y financiero especializado.

Un plan de integración de movilidad eléctrica que recoja la estrategia de movilidad eléctrica de forma integral debería definir estos cinco puntos:

1. Definición del alcance y objetivos
En esta fase se definen prioridades y objetivos medibles (sociales, económicos, ambientales) para la implantación del vehículo eléctrico en la empresa. Estos objetivos deben estar alineados con los objetivos globales de GEI y RSC de la compañía.

2. Diagnóstico previo
En análisis previo del “status quo” de la movilidad en la empresa se hace imprescindible. Para ello, habrá que recoger información acerca de la flota actual (número de vehículos, tipo, vehículos en propiedad o financiados…), la demanda de sus desplazamientos diarios (horario de funcionamiento, tiempo aparcado), así como la cantidad de plazas de aparcamiento disponibles y su rotación, entre otras variables.
Hacer una auditoría energética de la flota será muy interesante para conocer dónde se realizan los mayores consumos energéticos y dónde se podrán conseguir los mayores ahorros. A partir de la relación entre KPIs y consumos energéticos históricos, se obtendrá una función que permita determinar las emisiones de GEI futuras y fijar objetivos.
Como resultado de este diagnóstico previo se buscará la optimización de las rutas, los vehículos y el tipo de combustible.

3. Diseño estructura
Hacer una adecuada elección de los vehículos eléctricos (100% eléctricos -BEV- o híbridos enchufables -PHEV-), así como la infraestructura de recarga es el primer paso. El diseño del proyecto deberá abarcar tanto el número de vehículos como la previsión de la potencia y el tipo de recarga (por ejemplo, si va a ser simultánea), así como los elementos de protección, medida y comunicación más adecuados y el equipo de software para llevar a cabo su gestión.

4. Planificación acciones
La definición del plan de implementación conlleva la definición de los siguientes puntos:
– Definición de roles y actores que van a liderar el proyecto.
– Áreas/ personas involucradas y papel a desempeñar.
– Financiación. La compra de nueva flota y el despliegue de la infraestructura de recarga requieren haber definido previamente un plan de financiación y un planteamiento del modelo de negocio por el que se se va a apostar: operación e inversión propia, inversión externa y operación propia, inversión propia y operación externa, concesión de operación e inversión…
– Identificación de ayudas (subvenciones a la inversión a nivel nacional, autonómico y local).
– Plazos de ejecución.

5. Seguimiento y comunicación
La supervisión de la obra y proveedores es una labor que requiere conocimientos muy específicos y es esencial para lograr el éxito del plan. Además, una gestión eficiente de la flota es fundamental para optimizar la eficiencia y rentabilidad de la misma.
En esta fase adquiere importancia la función del software de control y seguimiento que acompaña y la respalda la actividad de la infraestructura de recarga. Éste permite conocer el estado, la localización y la carga de cada vehículo, lo que permitirá anticiparse a posibles anomalías y resolver posibles averías de forma más ágil.
Por último, la comunicación interna y externa queda en manos de los departamentos de Recursos Humanos y Comunicación o RSC. No hay que pasar por alto que, además de ofrecer beneficios ambientales y económicos, un plan de movilidad eléctrica es una oportunidad de branding y de posicionamiento y liderazgo para la organización, por lo que tiene sentido hacerse eco de los logros alcanzados.

Si quieres saber más sobre los pasos a dar en un plan de despliegue de coche eléctrico en la empresa, puedes ver el siguiente vídeo:

Sin categorizar | viernes 28 septiembre, 2018

Renovables y coche eléctrico para la primera Ley de Cambio Climático en Baleares

El Gobierno Balear aprueba la que será primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética en las Islas Baleares. Esta ley lucha contra el Cambio Climático y marca una hoja de ruta para conseguir objetivo 100% renovable para 2050. Para ello, la norma balear pasa por un objetivo intermedio de un 35% para 2030 y una reducción del consumo energético en un 23% y del 40% de emisiones de CO2.

Las medidas planteadas para conseguir estos objetivos se basan en cuatro pilares:

– energías renovables
– eliminar centrales contaminantes
– movilidad sostenible
– eficiencia energética

Energías renovables
Concretamente, los aparcamientos existentes de más de 1.500 m2 y los nuevos mayores a 1000 m2, así como edificios con más de 1.000 m2, nuevos o los que se haga cambio de uso o reforma integral, estarán obligados a instalar energía solar fotovoltaica.
Cierre centrales contaminantes
A partir de 2020, se deberán ir cerrando las centrales térmicas contaminantes. La central de Es Murterar (Mallorca) tiene previsto su cierre para 2020 y las de Mahón, Ibiza y Formentera para 2025.
Movilidad sostenible
Para reducir las emisiones del tráfico, se instalarán de aquí a 2025 un total de 1.000 puntos de recarga de coches eléctricos  y se prohibirá la matriculación de nuevos vehículos diésel en las islas. Esta prohibición se extenderá a todos los vehículos de combustión para 2035.
De hecho, las empresas de alquiler de vehículos deberán ir sustituyendo progresivamente sus flotas por vehículos eléctricos, que deberá llegar a ser 100% eléctrica para 2035.
Los barcos también deberán ser propulsados con energías renovables. Se ha declarado el mar Balear zona ECA (zona de control de emisiones).
Eficiencia energética
Se deberá mejorar la eficiencia energética tanto en el alumbrado público, que deberá ser 100% eficiente para 2025 y, además, las grandes y medianas empresas deberán calcular y registrar su huella de carbono antes de 2020 y ejecutar planes de reducción de gases de efecto invernadero con objetivos vinculantes antes de 2025.
Para ejecutar todas estas medidas el Instituto Balear de la Energía contará con un millón de euros de presupuesto para el primer año.
Las empresas y particulares podrán ir adaptándose a este nuevo modelo descarbonizado con las ayudas y subvenciones que van saliendo.

Post | martes 25 septiembre, 2018

Precio y cantidad: dos variables clave para hacer frente al precio de la electricidad

La tendencia alcista del precio de la electricidad obliga a las empresas a revisar sus consumos energéticos. Independientemente de las medidas que el gobierno ponga en marcha dentro de su plan de choque hacia la transición energética, ¿cómo pueden las empresas protegerse frente a estos precios tan elevados en el mercado eléctrico?

El gasto energético de una organización puede abordarse desde dos variables: el precio o la cantidad de la energía.

La Cantidad – Consumir menos energía

Puede sonar evidente, pero el primer paso para rebajar la factura energética es reducir el consumo. Y esto se logra a través de medidas de ahorro y eficiencia energética. La herramienta para detectar qué actividades productivas generan mayores consumos y cuáles presentan mayor potencial de ahorro es la auditoría energética. Las medidas recogidas en un informe de auditoría son evaluadas por la empresa, que decide si poner en marcha todas ellas o solo aquellas que tienen un retorno de la inversión más corto.
Una de las medidas propuestas puede ser la instalación de tecnología de aprovechamiento de energías renovables. Si consumir la energía eléctrica del mercado es caro, ¿por qué no producir la energía que necesites mediante autoconsumo fotovoltaico?

En un panorama de precios elevados de la energía, subvenciones al autoconsumo y tecnología madura, a un coste competitivo, tiene sentido apostar por una instalación solar fotovoltaica para autoconsumo. Ya lo comentábamos en este vídeo y ahora nos reafirmamos: sí, es un buen momento para invertir en fotovoltaica.

El factor precio – Comprar más barato

De la mano de un buen asesor en compra de energía, una empresa también puede lograr ahorros interesantes. En este capítulo, es casi obligado hablar de los PPA (Power Purchase Agreement) o contratos de compra-venta de energía entre generadores y compradores. Este tipo de acuerdos suelen firmarse por un periodo de tiempo largo, de modo que se asegure un precio de venta estable a diez o más años. En España, la duración de estos contratos suele ser menor.

La conveniencia o no de firmar un PPA debe ser evaluada por una empresa especializada, pues implica el desarrollo de tareas con las que no todas las organizaciones están familiarizadas: selección del tipo de contrato más conveniente, estructuración y negociación de la parte técnica y económica del contrato, gestión de las garantías de origen, etc.

En el siguiente webinar analizamos el estado del mercado actual de la fotovoltaica para autoconsumo y las previsiones de futuro en el corto y medio plazo.

 

Sin categorizar | viernes 21 septiembre, 2018

El EVE amplía su programa 2018 de ayudas a la eficiencia energética y renovables

El Ente Vasco de la Energía lanzó en mayo su programa de ayudas para 2018 a la eficiencia energética y energías renovables dirigido a todos los sectores y para el que destinaron 8 millones de euros.
En septiembre se reajusta el presupuesto de las distintas líneas de actuación para atender las ayudas con más demanda de solicitudes y se amplía el plazo de solicitud.

CTA_ayudas eficiencia energética y fotovoltaica

En este programa de ayudas se incluyen las siguientes líneas de incentivos:
– Eficiencia energética y energías renovables en la industria.
– Eficiencia energética y energías renovables en el sector terciario.
– Administración Pública Local.
– Transporte y movilidad eficiente.
– Empresas de Servicios Energéticos.

El programa, además, seguirá ampliándose hasta llegar a disponer un total de 10 líneas de actuación este año 2018.

Actuaciones subvencionables
Con estas ayudas se espera reducir el consumo energético en el País Vasco en 13.369 tep gracias a la tramitación de más de 1.400 proyectos de implantación de ahorro y eficiencia energética incluyendo las siguientes actuaciones:

– Renovación de instalaciones de climatización en edificios ya existentes.
– Renovación de elementos auxiliares y mejoras en instalaciones de procesos industriales.
– Renovación de instalaciones de iluminación interior.
– Renovación de instalaciones de iluminación exterior.
– Auditorías energéticas integrales de eficiencia energética e implementación de sistemas de gestión energética basados en la norma ISO 50001, siempre que  el conjunto de edificios objeto de la actuación tenga un límite mínimo de 20 tep/año de demanda energética primaria.
– Nuevas instalaciones de cogeneración.
– Instalaciones solares térmicas.

Dentro de la línea de ayudas para las entidades locales:
– Instalaciones de alumbrado público exterior.
– Instalaciones de climatización, ACS, iluminación interior y cogeneración en edificios municipales existentes, para un ahorro energético mínimo de 3 tep/año.
– Auditorías energéticas y elaboración de PEM-PACES, siempre que tenga un consumo de energía primaria mínimo de 10 tep/año.

Las inversiones en transporte y movilidad eficiente incluirán además las siguientes actuaciones:
– Adquisición de vehículos eléctricos y de combustibles alternativos
– Instalación de puntos de recarga de coche eléctrico
– Bicicletas y triciclos de pedaleo asistido
– Promoción de la bicicleta
– Auditorías energéticas de flotas
– Proyectos singulares

La línea de “Empresas de Servicios Energéticos“, por la que toda ESE que ejerza su actividad en la Comunidad Autónoma del País Vasco, incluye las actuaciones:

– Renovación de instalaciones energéticas y de iluminación interior en edificios existentes.
– Renovación de instalaciones de alumbrado exterior.
– Nuevas instalaciones de cogeneración.
– Renovación de elementos auxiliares y mejoras en instalaciones de procesos industriales.
– Instalaciones de renovables: solar térmica, biomasa, geotermia y fotovoltaica conectada a la red.

Plazo para la tramitación de la solicitud de las ayudas
Las ayudas podían solicitarse desde el 3 de mayo y el plazo se cerraba, en la mayoría de los casos el 14 de septiembre, aunque se decidió ampliar hasta el 31 de octubre. A excepción de la línea de “Empresas de Servicios Energéticos”, con fecha límite el 30 de noviembre y el “Programa Renove en Polígonos industriales” que finaliza el 14 de diciembre o, en cualquier caso, por agotamiento de los recursos.

Solicitud de las ayudas
Las ayudas se tramitarán de forma telemática en la página web del EVE: aquí. Excepto para la línea de Empresas de Servicios Energéticos, que se hará presentando la solicitud directamente o por correo certificado en las oficinas del EVE:
La página de ayudas del EVE donde puedes encontrar las ayudas a cada uno de los sectores la puedes encontrar aquí.

Post | jueves 20 septiembre, 2018

“Un paso adelante importante hacia un sistema energético más moderno, limpio y justo”

El Ministerio de Transición Ecológica dio a conocer ayer una serie de medidas que el gobierno pondrá en marcha para proteger a los consumidores y a la industria ante la imparable escalada del precio de la electricidad.

Entre las más inminentes, se anunció la suspensión del pago del impuesto del 7% a la generación de electricidad que, desde 2012, se aplica a la producción eléctrica de todas las centrales.

Además, en las próximas semanas, el gobierno llevará al Congreso de Ministros un Plan de Choque de Transición Energética donde se abordarán las siguientes medidas:

– Fórmulas de desarrollo del autoconsumo fotovoltaico. Los productores de autoconsumo de pequeña potencia ya no tendrán que inscribirse en el registro de generadores de electricidad y se facilitarán los trámites administrativos. Esta tecnología es óptima para los regantes, a los cuales se les reducirán los peajes para que puedan hacer uso de este tipo de instalaciones.
– Potenciación de medidas que faciliten la firma de contratos bilaterales de energía o PPAs, con la finalidad de recuperar la inversión en renovables.
– Liberalización de la gestión de la recarga para vehículo eléctrico.
– Acciones para el crecimiento de la red de infraestructura necesaria para el buen avance de la movilidad eléctrica en España.
– Reformas estructurales del funcionamiento del mercado mayorista.
– Mejora de la coherencia del sistema fiscal.
– Regulación del almacenamiento de energía.

Nuestros expertos en mercados energéticos y aprovisionamiento de energía han analizado toda la información. Recogemos sus valoraciones y previsiones en este post.

Suspensión del impuesto a la generación
Creemos que esta medida debería notarse en el precio del mercado mayorista, siempre que los generadores trasladen el recorte a sus ofertas. Es importante que exista competencia real entre los ofertantes de tecnologías térmicas e hidroeléctrica (que no ofertan a precio cero) para que la rebaja se note. El hecho de que la mayoría de estas centrales sean propiedad de unas pocas empresas no favorece esto.

Impulso a la fotovoltaica para autoconsumo
Las medidas anunciadas pueden representar el espaldarazo definitivo para crear un gran mercado anual de instalaciones fotovoltaicas pequeñas para particulares y comunidades, que operen mediante fórmulas de autoconsumo con balance neto. Esta medida a su vez implicará una mayor autonomía del consumidor, pero puede dañar seriamente los intereses de las eléctricas.

Regulación del almacenamiento
Introducir la variable del almacenamiento es revolucionario. Está por ver si finalmente se apuesta por un modelo distribuido (cuyos beneficios los recibiría el consumidor directamente) o centralizado (que beneficiaria más a las eléctricas).

Todas estas medidas permitirán la electrificación de la economía y el buen desarrollo de las energías renovables y la movilidad eléctrica.

Las medidas urgentes servirán para proteger al consumidor frente a los altos precios de la electricidad y las medidas a medio plazo harán crecer la confianza de los grandes inversores en las renovables así como la creación de una generación distribuida de electricidad que aportará estabilidad al sistema.

Debemos esperar a ver las medidas concretas para reformar el mercado mayorista. Esta es una de las claves. No será fácil y despertará muchas enemistades.

En general, desde creara vemos las medidas como un paso adelante importante hacia un sistema energético más moderno, más limpio y más justo.

Si quieres conocer más sobre las acciones para hacer frente a los elevados precios de la electricidad, puedes ver el siguiente vídeo del webinar “Acciones para hacer frente a los precios de la electricidad”

Sin categorizar | jueves 20 septiembre, 2018

Más puntos de carga de coche eléctrico en las comunidades de propietarios

El mercado del coche eléctrico se está desarrollando rápidamente y cada vez hay más vecinos interesados en disponer de punto de recarga para su coche eléctrico en su plaza de garaje. De hecho, a día de hoy, en 1 de cada 10 comunidades de propietarios ya disponen de este tipo de vehículos. La gestión de estos puntos está ocasionando ciertos problemas en las comunidades de propietarios. Por dónde han de transcurrir las canalizaciones o cómo y quién se hace cargo del pago del consumo de electricidad son algunas de las dudas más frecuentes que tratamos de solventar en este post.

Según la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), que rige las normas de convivencia en las comunidades de propietarios, para instalar un punto de recarga de coche eléctrico solo se requiere comunicarlo a la comunidad y asumir los costes que conlleve la instalación. Una vez instaladas las canalizaciones y los puntos de carga necesarios en las plazas de garaje de la comunidad, los vecinos que se vayan interesando en hacer uso de las instalaciones solo tendrían que conectarse y aceptar las condiciones que se hayan fijado.

Sin embargo, cuando las instalaciones de puntos de carga de coche eléctrico se realizan de manera independiente, sin llevar a cabo una previa planificación, se pueden encontrar dificultades e inconvenientes que no encajen con el interés general de la comunidad.

La Instrucción Técnica Complementaria que rige la instalación de puntos de carga de coche eléctrico, ITC_BT_52, trata de solucionar estas dificultades proponiendo tres opciones:
– Que un propietario en una comunidad de vecinos pueda hacer la instalación de su punto de recarga aprovechando el contrato eléctrico de su propia vivienda, sin necesidad de contratar un nuevo CUPS (Código Universal de Punto de Suministro). En caso de necesitar un nuevo punto,  correría con el coste de contratar una línea eléctrica independiente para alimentar al coche eléctrico y los costes asociados del término de potencia a contratar, los impuestos sobre la electricidad y el IVA, además del propio consumo necesario al recargar el vehículo.
– Contratar una línea independiente con la que poder beneficiarse de la tarifa súper valle, con la que obtener precios de la electricidad mucho más competitivos de 1 a 7 de la mañana.
– Contratar los servicios para la gestión de la carga.

Vías de financiación para los puntos de carga de coche eléctrico

Para financiar la instalación de puntos de recarga, la solución ideal sería disponer de ayudas como las que ofrecía el Plan MOVALT para la adquisición de vehículos, o las que saldrán a final de año para coche eléctrico y puntos de carga.

Si no hay disponibles ayudas, empresas como creara ofrecen la instalación del punto de recarga con posibilidades de financiación, incluyendo su gestión y mantenimiento con una tarifa plana mensual.

Para instalaciones con comunidades de propietarios, creara ofrece dos posibilidades:

– La instalación individual. No  se necesitaría instalar un nuevo punto de suministro, ni aumentar la potencia. La energía consumida la paga el propietario directamente a la compañía.
– Hacer una instalación colectiva, desde el contador comunitario hasta los distintos puntos de recarga. En este caso, se instalará un nuevo contador a nombre de la comunidad de propietarios, distribuyendo los costes entre los usuarios. Este sistema permite una centralización y ordenación de las instalaciones eléctricas y una reducción de los costes de los futuros puntos de carga. creara paga la energía consumida  y se repercute en el gasto de cada usuario.

Las tarifas planas suelen incluir tanto el consumo eléctrico para la recarga del vehículo, como la financiación del punto de carga. En el caso de la instalación colectiva, las tarifas planas de creara varían dependiendo del uso que cada usuario haga del vehículo.

Para usuarios que realizan más de 9.000 km al año, la mensualidad se quedaría en unos 59 €. Para los que hacen menor uso del vehículo, mensualmente quedaría en 49 €.
Si te gusta este contenido, quizá te pueda interesar:

FAQs sobre la recarga del coche eléctrico en casa
¿Qué tiene dentro un punto de carga para coche eléctrico?
Previsto un nuevo plan de ayudas al coche eléctrico para 2018

Sin categorizar | martes 18 septiembre, 2018

Movilidad eléctrica y sostenible en la empresa contada en primera persona

Como expertos en el desarrollo de soluciones e instalaciones de proyectos de infraestructura de carga para coches eléctricos, nos preocupamos por ayudar a empresas y organismos a hacer posibles sus objetivos de movilidad sostenible. Como paso previo a ofrecer este servicio a nuestros clientes, quisimos poner a prueba la calidad de nuestras soluciones en “casa”. Por eso – y porque estamos convencidos de que las empresas tienen que contribuir de forma activa y voluntaria a la mejora social, económica y ambiental – hace poco más de un año decidimos apostar por el carsharing eléctrico para los desplazamientos que realizan nuestros trabajadores.

El objetivo de este post es, precisamente, contar cómo fue nuestra experiencia y qué ahorros económicos, energéticos y de emisiones hemos alcanzado tras un año de apuesta por la movilidad eléctrica. Lo hacemos en estos días, coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad.

Punto de partida: adquisición de coches eléctricos e instalación del punto de recarga

Los modelos de coches eléctricos que incorporamos a nuestra flota de empresa han sido un Nissan Leaf y un Smart Fortwo Electric.
Nuestras oficinas centrales se ubican en un centro de negocios con aparcamiento compartido con otras empresas. Informamos a la comunidad de propietarios de nuestra intención de instalar un punto de carga en una de nuestras plazas. Tal y como nos explican los responsables de la unidad de vehículo eléctrico de la empresa en este vídeo, en realidad no se precisa nada más que una notificación a título informativo.
Nuestra infraestructura de carga se compone de un punto de recarga doble SAVE con una potencia 7,4 kW más una conexión Schuko con potencia de 3,7 kW que también puede valer para conectar una moto o una bicicleta eléctrica.
La instalación se hizo con derivación del contador para poder disponer de un contador para el consumo de la oficina y otro específico para los coches eléctricos. De esta forma es posible telemedir los consumos eléctricos de los vehículos y, a través de una plataforma de gestión, hacer un seguimiento en remoto y a tiempo real de todos los movimientos que realicen los coches.

wallbox-coche-electrico Creara
Ahorros y otras ventajas
A través de un sistema de solicitud online, nuestros empleados pueden reservar cualquiera de los dos vehículos y usarlos en sus desplazamientos a reuniones o a instalaciones en las que estamos trabajando.
El procedimiento de uso de los vehículos eléctricos se ha incorporado a nuestro plan de movilidad y a nuestro propio Sistema de Gestión Integrado (Calidad ISO 9.001, Medio Ambiente ISO 14.001 y Energía ISO 50.001), en el que nos habíamos propuesto reducir de 6.000 kWh/año y 1 ton CO2/año en el consumo asociado al transporte.
En la práctica, los coches son utilizados para los desplazamientos más cercanos, reduciendo notablemente el uso de taxis. Desde su incorporación, hemos hecho más de 18 mil kilómetros, lo que ha supuesto un ahorro energético del 76 al 79% con respecto al consumo que habríamos tenido si hubiéramos usado un coche de combustible. Concretamente, el Nissan Leaf ha conseguido un ahorro de 6.625 kWh al año y el Smart, de 4.310 kWh anuales.
Todo ello se traduce en un ahorro económico en torno a los 4.500 euros al cabo de un año, derivado del gasto que se ha evitado en taxis u otros desplazamientos del personal en turismos.
En cuanto a las emisiones, estaríamos evitando más de tres toneladas de CO2 al año con el uso del sistema de carsharing eléctrico en la empresa.

 

Si te interesa saber más sobre cómo implantar un despliegue de coche eléctrico en una empresa, puedes ver este video.

Post | jueves 13 septiembre, 2018

¿Qué garantías tiene un módulo fotovoltaico?

En una instalación solar fotovoltaica el equipo de mayor peso, tanto en dimensiones como en precio son los paneles o módulos fotovoltaicos. Según especifican los fabricantes, estos equipos tienen dos tipos de garantías.

Una es la que da el propio equipo, es decir, la garantía del producto y otra la garantía del rendimiento.

Garantía del producto
Esta garantía dependerá de la calidad del material y procesamiento de los módulos. En este caso el fabricante garantiza al cliente final la ausencia de fallos en el equipo. Habitualmente esta garantía suele darse por un periodo de 10 años desde la fecha de envío. Esta garantía es ampliable si así se desea y se contrata por parte del cliente final.

Garantía de rendimiento
Todo panel sufre una degradación a lo largo de su vida útil que se traduce en pérdidas de rendimiento. En este sentido, el fabricante suele garantizar que los módulos proporcionarán un rendimiento mínimo especificado en la ficha de descripción del producto durante un periodo determinado, normalmente de un 90% durante un periodo de 10 años y un 80% durante 25 años.

Claves en la instalación solar fotovoltaica

A la hora de realizar una instalación de energía solar fotovoltaica, debemos tener en cuenta distintos factores:

Durante la vida útil de la instalación, el rendimiento de los paneles fotovoltaicos se irá depreciando un 10-20% sobre el rendimiento inicial, según muestra la curva de degradación lineal que deberá estar indicada en las características del panel fotovoltaico.

Para comprobar que mi instalación responde a esta curva es recomendable medir en un primer momento la producción en unas condiciones definidas para poder compararla con la producción en años sucesivos, obtenida bajo las mismas condiciones.
– La empresa fabricante debe estar bien posicionada para que durante los 10 años que dura la garantía, siga haciéndose cargo de la cobertura de la garantía.
– En instalaciones grandes de paneles conectados en serie suele ser conveniente adquirir algún panel extra para su reemplazo en caso de avería. Si no se tienen y se avería uno de los paneles pasados unos años, puede ser complicado encontrar exactamente el mismo panel. Se deberá buscar uno con características lo más similares posibles para evitar excesivos cambios o pérdidas de rendimiento en la instalación.
– La empresa instaladora suele ofrecer una garantía de la instalación de un año, durante el cual todas las revisiones y visitas necesarias quedarían cubiertas. Pero es posible, además, contratar un seguro de garantía mayor que se haga cargo de su mantenimiento y montaje/desmontaje en caso que fuera necesario.

Si, además de todas esas garantías, queremos estar más seguros de poder seguir sacando rentabilidad a la instalación, se pueden contratar seguros adicionales que incluyen el total de la instalación fotovoltaica, con distinto tipo de coberturas:

Durante el montaje
– Coberturas básicas de bienes en construcción: incendio, explosión, robo, impacto de vehículos, condiciones meteorológicas adversas, errores de diseño, defectos en los materiales o consecuencias de mano de obra defectuosa.
– Coberturas opcionales de pérdidas de beneficios esperada y de mantenimiento de las instalaciones.

Daños materiales durante la instalación
– Coberturas básicas de: incendio, explosión, robo, condiciones meteorológicas adversas, daños eléctricos o avería de equipos electrónicos.
– Coberturas opcionales de rotura de maquinaria, como pueden ser los seguidores solares; lucro cesante como consecuencia de incendio, explosión o caída de rayo; lucro cesante por robo y expoliación; lucro cesante por daño eléctrico o rotura de maquinaria.
– Cobertura opcional de daños y perjuicios a terceros: responsabilidad civil de la explotación, patronal o del producto.

Si te interesó este artículo, te recomendamos visites estos otros contenidos:
Dimensionamiento de una instalación fotovoltaica para autoconsumo
Sectores propicios para la fotovoltaica

Sin categorizar | jueves 13 septiembre, 2018

¿Por qué aumenta el precio de la electricidad?

El pasado 12 de septiembre se alcanzaron de nuevo, datos históricos en el precio de la electricidad en España, llegando a los 75,39 euros el MWh de media diaria. Esta situación, tras cinco meses consecutivos de subidas, nos sitúa en un escenario preocupante para empresas y consumidores. Hasta cuándo seguirá subiendo el precio y de qué depende esa tendencia alcista son dos cuestiones que tratamos de analizar en este post.

Factores que influyen en el precio de la electricidad

Teniendo en cuenta cómo está organizado el mercado eléctrico español, los factores que explican este aumento del precio de la electricidad son diversos:

– Mayor demanda de la electricidad por el uso de los aires acondicionados;
– Menor incidencia en el precio del mercado de las tecnologías renovables (especialmente por tener menos recurso eólico y aún poca potencia instalada de tecnología solar);
– Mayor incidencia en el precio de las tecnologías asociadas al gas y carbón (las más caras);
– Precio creciente de los combustibles fósiles (más caro que las renovables);
– Parada de las nucleares en Francia por la ola de calor.

Puedes ver, concretamente, la influencia de la energía nuclear y térmica en este post: “Nucleares, térmicas y precios desorbitados de la electricidad“.

Esta concurrencia de factores puede ser circunstancial y, es probable que esta situación varíe si mejoran las condiciones climáticas. Sin embargo, es preocupante el precio de la electricidad en el mercado a futuros, que está al alza, situándose para todo el año próximo en los 61 €/MWh.

El precio del CO2 también afecta al precio de la electricidad
Un factor que también empieza a influir bastante en el precio de la electricidad, además de las circunstancias del mercado de la energía, es el precio de los derechos de emisión de CO2.

El precio por tonelada de CO2 se situó por encima de los 21 € el pasado mes de agosto, cuando en 2017 estaba en los 6,08 €. Explica esta subida la reforma acordada en 2017 por la Unión Europea, cuyo objetivo es reducir  los derechos de emisión que hay en el mercado para 2019 y presionar a las grandes fábricas y eléctricas para que dejen de emitir gases de efecto invernadero. Centrales de gas, petróleo y carbón deben comprar derechos de emisión para poder operar. Todo indica que producir a partir de combustibles fósiles saldrá caro en el futuro.

Post | miércoles 29 agosto, 2018

Principales cambios de la nueva ISO 50001. ¿Cómo afectan a tu organización?

ISO acaba de revisar la Norma ISO 50001 para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado energético y facilitar la integración con otras normas como la ISO 14001 de medio ambiente y otros sistemas de gestión.

Con respecto a la norma ISO 50001:2011, la nueva norma introduce las siguientes modificaciones que afectan a los Sistemas de Gestión Energética de las empresas:

– Se da una mayor importancia a la responsabilidad del liderazgo y se incorpora la estructura de Alto Nivel de las normas de sistemas de gestión.
– Se incluyen aclaraciones de conceptos clave relacionados con el rendimiento energético.
– Se normalizan los indicadores de desempeño energético.
– Se ofrece un enfoque basado en riesgos.
– Se incluyen acciones mejoradas en la recopilación y normalización de datos.
– La norma admite extensión a los tres grandes sectores energéticos: industrial, terciario y transporte.

Para adaptarse a la nueva norma las personas encargadas de la gestión energética en empresas y organizaciones pueden seguir los siguientes pasos:
1. Contactar con una empresa de consultoría y servicios energéticos.
2. Identificar cómo afectan los cambios y nuevos requisitos.
3. Comunicar a la organización la información.
4. Crear un grupo interno de trabajo.
5. Hacer una revisión del actual Sistema de Gestión, identificando sus fortalezas y debilidades.
6. Diseñar un plan para la implantación y el seguimiento.
7. Implementar los nuevos requisitos.
8. Adaptar la documentación para reflejar la nueva estructura.

La norma ISO 50001:2018 ha sido desarrollada por expertos de más de 60 países englobando las prácticas de gestión energética consideradas más adecuadas en todo el mundo. Gracias a ello esta herramienta servirá para implementar una gestión energética eficaz de las empresas, ayudarles a ahorrar energía, reducir costes y cumplir con los requisitos medioambientales.

creara forma parte del Comité CTN 216/GT 03 “SISTEMAS DE GESTIÓN ENERGÉTICA”. Nuestros expertos ofrecen asesoramiento a empresas para facilitar la transición a la nueva norma antes del plazo final de cumplimiento (julio/agosto de 2021).

Post | lunes 27 agosto, 2018

Adiós halógenos. Momento óptimo para apostar por la iluminación LED

Tenían los días contados. Las bombillas halógenas han tocado su fin. Desde el 1 de septiembre, fecha en la que entra en vigor el nuevo reglamento que prohíbe su fabricación en toda Europa, ya no podrán ser comercializadas. Una vez acabado el stock en tiendas o proveedores, nos despediremos definitivamente de este tipo de luminarias, que vienen usándose desde hace un siglo. La iluminación LED, mucho más eficiente, duradera y rentable en términos de ahorro energético, ha convencido con sus ventajas a los consumidores. Quedan sin embargo aún empresas que no han sustituido sus bombillas incandescentes, halógenas o fluorescentes, ya sea por una cuestión de presupuesto necesario para poner en marcha un proyecto integral de renovación de iluminación, por no haberlo considerado como una prioridad, o por tener dudas acerca de la calidad de las luminarias LED en los primeros años de esta tecnología en el mercado.

tabla comparativa LED

El desarrollo de la tecnología LED y el abaratamiento de los costes nos sitúa en un momento óptimo para emprender un proyecto de relamping u optimización de las fuentes de luz.

Nuestra experiencia nos permite afirmar que empresas de sectores retail, restauración e industrial pueden obtener importantes beneficios en calidad lumínica y ahorro en la factura de la luz.

Proyecto integral con iluminación  LED

Si bien es cierto que la penetración de la iluminación LED en las empresas españolas ha ido creciendo progresivamente en los últimos cinco años, hay que reconocer que la recesión económica ha sido un freno a la inversión en proyectos de relamping integrales. En vez de eso, muchas empresas prefirieron ir sustituyendo las luminarias convencionales por otras led según se iban fundiendo; una solución que no es la ideal por varios motivos:
– Desde el punto de vista del mantenimiento, es más eficiente saber que todos los puntos de luz han sido actualizados en un fecha concreta y olvidarse del tema durante al menos 15 años gracias a las 50.000 horas de vida útil que presentan las lámparas LED.
– El ahorro energético de una instalación integral será obviamente mayor si todas las luminarias son LED.
– El factor estético es determinante para aquellas instalaciones con tránsito de público. El aspecto de los diferentes modelos de luminarias LED y la uniformidad de la luz que arrojan es un factor a tener en cuenta especialmente en el caso de restaurantes, tiendas y otros locales de uso comercial.

Asesoramiento profesional
A la hora de plantearse una actualización de los puntos de luz en una empresa, lo más recomendable es ponerse en contacto con una empresa con experiencia en proyectos de iluminación y eficiencia energética. Además de ahorrar tiempo, esta alternativa permite obtener un precio más competitivo para las luminarias, e incluso se pueden facilitar los trámites de la garantía.

Por último, hay que considerar que la instalación LED es una de las medidas que pueden implementar las empresas dentro de un plan global de ahorro y eficiencia energética. De hecho, dentro de las medidas que normalmente se recogen en una auditoría energética, el cambio de luminarias tiene un rápido retorno de la inversión.  Combinada con otras medidas con retorno en el corto y medio plazo y bajo el asesoramiento y posterior seguimiento por parte de expertos en eficiencia energética, la empresa puede alcanzar interesantes ahorros de energía que, por supuesto, tienen su repercusión en la cuenta de resultados.

¿Te interesa este tema? No te pierdas nuestros webinars sobre iluminación LED:
Criterios clave en implementación de LEDs.
¿Cómo afecta el LED a la instalación? 

Post | viernes 13 julio, 2018

Estado de la eficiencia energética en la industria alimentaria mexicana

La industria de alimentos y bebidas lleva una década aportando crecimiento a la economía mexicana. En 2017 supuso el 3,5% del producto interior bruto del país y las previsiones apuntan a que los resultados sigan mejorando de cara al año 2020.  Esta industria se encuentra en un nivel de madurez suficiente para comenzar a preocuparse por la eficiencia de sus procesos. Esto engloba conocer sus consumos energéticos y poner en marcha medidas de ahorro y eficiencia energética que redunden en una mayor competitividad de su actividad.
Consumo energético al alza

La influencia del sector industrial en el consumo final de energía del país representa en torno al 32% según los datos del Balance Nacional de Energía 2016. Es el segundo mayor consumidor de energía en el país, después del transporte. Entre las industrias que se identifican como las mayores consumidoras de energía, de acuerdo al Sistema de Clasificación Industrial de América del Norte, se encuentran las dedicadas a la elaboración de azúcares, de cerveza, de refrescos, hielo y otras bebidas no alcohólicas, y purificación y embotellado de agua.

Después del gas seco, la fuente de energía con mayor índice de consumo por parte de la industria mexicana es la electricidad. En un panorama de precio de la electricidad fluctuante y al alza, las empresas que operan en el país -especialmente las grandes firmas- están empezando a asesorarse acerca de qué medidas de ahorro y eficiencia energética son las más rentables.

Por la alta demanda interna y el potencial exportador de sus productos, la industria mexicana del sector de los alimentos y bebidas procesadas resulta muy atractivo para las firmas multinacionales extranjeras. Éstas, acostumbradas a operar a nivel global, suelen seguir la tendencia de los sistemas regulatorios aplicados en Europa, por lo que su inquietud por implantar medidas de eficiencia energética es mayor.

La reforma energética de 2013 también ha favorecido que las empresas comiencen a invertir en mayor medida en este ámbito. Este cambio de tendencia se ha notado especialmente en el campo de las renovables. En concreto, el empleo de energía solar para satisfacer necesidades energéticas por parte del sector industrial mexicano ha mostrado un crecimiento exponencial en los últimos años, aunque su aportación a la canasta de combustibles de la industria aún sea marginal.

El hecho de que empresas como grupo azucarero México, las cerveceras Heineken Cuauhtémoc Moctezuma o Grupo Modelo, o Bimbo se replanteen sus procedimientos de gestión energética y optimicen sus consumos puede interpretarse como un dato muy positivo en favor de la eficiencia energética en el país”, explica Vanessa Tirado. “Por nuestra experiencia en países con una industria potente de alimentos procesados como Chile, el potencial de ahorro de energía eléctrica y térmica de las plantas dedicadas a esta actividad es muy interesante, pudiendo alcanzar entre un 10 y un 30 por ciento.

Potencial de ahorro y eficiencia energética

Aunque en el sector industrial tiene alta importancia el consumo energético empleado en aire comprimido y motores, en la industria alimentaria cobra mayor importancia la climatización y la refrigeración. Estos usos son altamente consumidores de energía y, además, presentan altos potenciales de ahorro.

Concretamente, para los equipos de frío, se requiere de un mantenimiento de una temperatura adecuada, imprescindible para proporcionar una correcta calidad y seguridad al producto alimentario. Esto da lugar a un consumo continuado de energía en este tipo de instalaciones, cuyo perfil de consumo es el más adecuado para implementar proyectos de fotovoltaica para autoconsumo y la cogeneración.

Si te gustó este contenido, te puede interesar:

Sectores propicios para la fotovoltaica

Eficiencia energética como herramienta de ahorro en la industria manufacturera en México

¿Qué posibilidades de financiación de proyectos de eficiencia energética existen en América Latina?

Las medidas implementadas en los sectores residencial e industrial mejoran la eficiencia energética en México